Nacional

Artur Mas: "Si soy presidente, no habrá consejeros del PP en mi Gobierno"

El candidato de CiU a la Generalitat señaló que "si se nos pide que para demostrar que estamos comprometidos con el conjunto de España, hay que negociar nuestra entrada en el Gobierno español, lo vamos a estudiar, aunque no es nuestro objetivo ni estamos en política para tener ministerios en Madrid".
EFE, Madrid
9/oct/03 20:53 PM
Edición impresa

EFE, Madrid

El candidato de CiU a la Generalitat, Artur Mas, afirmó ayer, en relación a posibles pactos postelectorales, que "tenemos la aspiración de no tener que hacer gobierno con nadie más que CiU" y añadió que, "por principios, en Cataluña, si yo soy presidente, no habrá consejeros del PP en mi Gobierno".

Mas consideró que "cuando Cataluña plantea un proyecto ambicioso, como es el nuevo Estatuto de Autonomía, Cataluña tiene que estar dispuesta a demostrar que ese Estatuto no tiene que servir para que Cataluña diga adiós al resto de España, sino que tiene que servir para que Cataluña haga su proyecto de futuro, demostrando que estamos dispuestos a implicarnos en el conjunto del Estado".

Así, Mas señaló que "si se nos pide, negociando ese Estatuto, que para demostrar que estamos comprometidos con el conjunto de España, hay que negociar nuestra entrada en el Gobierno español, nosotros lo vamos a estudiar", aunque también subrayó que "no es nuestro objetivo político", "ni estamos en política para tener ministerios en Madrid".

Sobre la reforma de la Constitución, Mas dijo que CiU "no tiene ninguna necesidad de abrir el melón de la reforma constitucional. En nuestra propuesta de nuevo Estatuto para Cataluña no se contempla necesariamente un cambio de la Constitución, ni siquiera una reforma" pero "si la necesitase, tampoco se hundiría el mundo por plantearlo, porque la Constitución prevé su reforma".

En relación a las próximas elecciones a la Generalitat de Cataluña, Mas se mostró convencido de ganarlas y dijo que, en su opinión, "tenemos más posibilidades que nunca, cada día que pasa ganamos terreno a nuestro principal adversario, que es el PSC".

Mas dijo ayer que ha propuesto reiteradamente un debate cara a cara en televisión con el candidato del PSC, Pasqual Maragall, ya que considera que sería importante para la gente que está "indecisa" y ha lamentado que no sea posible por la negativa de Maragall.

Artur Mas dijo que es una "lástima" que no se celebre un debate porque la gente que está indecisa podría ver qué presidente interesa más a Cataluña.

El candidato convergente destacó que, a través de la televisión, los ciudadanos pueden ver en directo "las actitudes, ideas, proyectos e ilusiones de cada uno" de los candidatos.

Artur Mas también aseguró que en julio ofreció un debate cara a cara con todos los candidatos a la presidencia de la Generalitat, pero ninguno aceptó, ya que, en su opinión, lo que pretenden todos ellos es un debate entre los cinco presidenciables para poder ir todos "contra el actual gobierno de la Generalitat".