Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los trabajadores del tranvía de Tenerife mantienen la huelga parcial en abril leer

Arzalluz denuncia maniobras internas para apartarlo de la dirección del PNV

El presidente de la formación nacionalista vasca niega que haya retirado la candidatura a la reelección y se reserva la decisión para "el momento procesal oportuno". Atribuye la filtración a la prensa de su marcha a "intenciones bajo la mesa" de quienes "tienen intereses propios en las elecciones del partido".
COLPISA, Bilbao
10/oct/03 20:55 PM
Edición impresa

COLPISA, Bilbao

El ya complejo sistema de elección de presidente del PNV se ha convertido en una ceremonia de la confusión en torno a las aspiraciones de Xavier Arzalluz a la reelección. Después de que personas de su máxima confianza anunciaran la retirada de su candidatura, el líder nacionalista desmintió la información difundida por medios afines al PNV y expresó su intención de mantenerse en la contienda interna, a la que concurrirá apoyado por la firma de más de 2.000 militantes.

El abandono de Arzalluz de la vida política fue recogido por la emisora "Euskadi Irratia" y el diario "Deia", que aseguraron que él mismo había remitido una carta a la Comisión Nacional de Garantías y del Control del PNV en la que confirmaba su decisión de no optar a la reelección al cargo que ostenta desde hace casi 20 años.

Este dato fue confirmado por el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, para quien Arzalluz "simplemente ha cumplido su palabra" al no optar a la reelección. "Arzalluz ha dicho de una manera reiterada y sistemática, y hay cantidad de pruebas, que era conveniente que, a partir de los 65 años, nadie se dedique a la política de una manera activa y con responsabilidad", recordó el portavoz parlamentario de los nacionalistas.

Arzalluz, sin embargo, dio marcha atrás molesto porque sean los medios de comunicación y no él los que anuncien su marcha. A primera hora de la tarde se desdijo y señaló que no tomará una decisión sobre su futuro hasta "el momento procesal oportuno" y hasta que no concluya la primera vuelta del proceso electoral interno que finaliza el 15 de noviembre. En este tiempo podrá medir los apoyos reales con que cuenta y decidirá entonces si opta a la reelección o facilita el relevo. El dirigente de 71 años atribuyó a "intenciones bajo la mesa" de quienes "tienen intereses propios en las elecciones internas" la filtración de su marcha.