Nacional

Blanco cree que el apagón de Barajas "no es un fallo grave, pero sí preocupante"

El ministro de Fomento señaló, sobre el apagón del sábado en la T-4 del aeropuerto madrileño, que una instalación de estas características "debe funcionar a la perfección". Anunció que abrirá una investigación para aclarar las causas del apagón y que tan pronto se tengan las conclusiones se darán a conocer.
18/ago/09 7:34 AM
Edición impresa
EL MINISTRO DE FOMENTO, junto al alcalde de La Coruña, Javier Losada, ayer, en la ciudad gallega./ efe
EL MINISTRO DE FOMENTO, junto al alcalde de La Coruña, Javier Losada, ayer, en la ciudad gallega./ efe

AGENCIAS, La Coruña/Madrid

El ministro de Fomento, José Blanco, consideró ayer que el apagón del pasado sábado en la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas "no es un fallo grave, pero sí preocupante", al tiempo que señaló que un aeropuerto de las características de Barajas "debe funcionar a la perfección".

Blanco, que por la mañana participó en La Coruña en la presentación de dos nuevas embarcaciones de Salvamento Marítimo, anunció en declaraciones a los medios que abrirá una investigación para esclarecer las causas del apagón y que tan pronto se tengan las conclusiones se darán a conocer.

El apagón, que se produjo en la noche del sábado, afectó al edificio principal y el satélite de la T-4 del aeropuerto de Barajas, obligó a retrasar varios vuelos y afectó a los sistemas de tratamiento de equipajes, a la red de transporte, escaleras mecánicas, ascensores y ordenadores, entre otros.

Por su parte, la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (Aedave) reclamó ayer que se depuren las responsabilidades tras el apagón de la terminal T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, ya que hechos de este tipo suponen "un perjuicio para la imagen del turismo español".

Dañar la imagen del país

En un comunicado, el presidente de Aedave, José Manuel Maciñeiras, aseguró que el hecho de que la "principal terminal aeroportuaria del país pueda permanecer sin suministro de energía eléctrica" por espacio de una hora como ocurrió el pasado sábado es un "hecho negativo" que daña "la buena imagen del país".

"España goza de una acreditada buena imagen en cuanto a país turístico y a ello contribuye en buena medida la eficacia y modernidad de sus infraestructuras. Por tanto, no debe permitirse, bajo ningún concepto, que las instalaciones vitales para el transporte de pasajeros puedan quedar suspendidas durante una hora por un simple fallo del suministro eléctrico, con los graves problemas de todo tipo que pueden llegar a producirse como consecuencia de ello", afirmó.

Al respecto, Maciñeiras consideró "necesario" que se aclaren las causas que han originado el apagón, que se depuren las responsabilidades que correspondan y se adopten de "manera inmediata las mejoras técnicas necesarias para que esta o similares situaciones no puedan volver a producirse en el futuro".