Nacional

Estado y autonomías del PP analizarán qué servicios sociales son prioritarios

El presidente del Gobierno y otros miembros del Ejecutivo se reunieron ayer con las comunidades que dirige el Partido Popular para cerrar filas respecto al cumplimiento de los objetivos de déficit y las reformas. Se comprometieron a garantizar los servicios básicos, sin devolver competencias y eliminando duplicidades.
AGENCIAS, Madrid
15/abr/12 2:40 AM
Edición impresa

El Gobierno central y los ejecutivos autonómicos del PP se comprometieron ayer a "garantizar" los servicios sociales básicos que reciben los ciudadanos, pero para ello deberán establecer un "sistema de prioridades" que salve la prestación de esos servicios. Eliminarán duplicidades y ordenarán competencias, pero sin devolverlas.

Así lo anunció la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien explicó ante la prensa las medidas acordadas por los "barones" del PP en una reunión que se prolongó durante más de tres horas y a la que asistieron también la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro; Economía, Luis De Guindos, e Industria, José Manuel Soria.

En este encuentro, Rajoy y sus "barones" suscribieron una declaración de cuatro páginas en la que, entre otros puntos, expresan su apoyo al cumplimiento de los objetivos de déficit y las reformas que está realizando el Gobierno. Cospedal definió este texto como "el gran pacto del Partido Popular" e invitó a sumarse a otros grupos políticos. De hecho, aseguró que el Ejecutivo no renuncia a un gran pacto con el primer partido de la oposición, si bien recordó que el PSOE ya votó en contra de la Ley de Estabilidad Presupuestaria esta misma semana en el Congreso.

La "número dos" del PP explicó que para garantizar los servicios sociales básicos, el Gobierno central y las autonomías del PP "están estableciendo un sistema de prioridades para que se puedan mantener" porque, de otra manera, "con la situación económica que han heredado del PSOE sería imposible" preservarlos.

"El compromiso es absolutamente total", subrayó Cospedal, que indicó que no se pueden considerar derechos sociales los beneficios disfrutados por los ciudadanos en época de bonanza, como libros o transporte gratis.

En la reunión en la calle Génova de Madrid, los presidentes del PP se mostraron a favor de "racionalizar" las administraciones y "gestionar el dinero de los ciudadanos de la manera más austera y sobria posible", en palabras de Cospedal.

De hecho, en el documento que suscribieron figura explícitamente la necesidad de "usar con más eficiencia y capacidad los recursos que los ciudadanos, con gran esfuerzo, ponen a disposición de todas las administraciones".

En cuanto a las competencias -el documento no habla en ningún momento de devolverlas, como planteó esta semana Esperanza Aguirre-, se comprometen a "eliminar las duplicidades existentes, de forma que cada ámbito competencial sea ejercido por una sola administración". El ordenamiento de las competencias, añade, debe llevar a la eliminación de forma progresiva de las competencias impropias de las corporaciones locales. Además, "los servicios públicos se han de modernizar de forma que se racionalice su uso y se puedan prestar con más calidad a los ciudadanos".

Además, la secretaria general del PP señaló que el jefe del Ejecutivo trasladó un mensaje de "confianza" y destacó que España saldrá de la crisis si cumple el objetivo de déficit y sigue adelante con las reformas. "Ese mensaje ha sido apoyado y respaldado por todo los presidentes del PP", que además se han comprometido con el cumplimiento del objetivo de déficit del 1,5% fijado para las comunidades.

Durante la reunión, los presentes compartieron el "diagnóstico" de la situación: España se encuentra en una situación "muy difícil" que requiere un respaldo "sin fisuras" a las reformas.