Nacional
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

La oposición apoya el rescate griego, pero pide medidas para recuperar la confianza perdida

Madrid, Europa Press
18/ago/15 16:32 PM
eldia.es
El portavoz de CiU, Josep Antoni Durán Lleida (d), conversa con el diputado popular Vicente Martínez Pujalte durante el pleno del Congreso./Emilio Naranjo (EFE)

Madrid, Europa Press El PSOE, UPyD, Convergencia (CDC), Unió (UDC), el PNV y formaciones del Grupo Mixto como Coalición Canaria (CC), Foro Asturias (FAC) y Unión del Pueblo Navarro (UPN) han mostrado este martes su respaldo al tercer rescate de Grecia, aunque han reclamado medidas para recuperar la confianza perdida entre los socios europeos y más integración comunitaria.

Durante el Pleno extraordinario celebrado en el Congreso sobre el acuerdo entre la troika y el Gobierno heleno, el portavoz socialista de Economía, Juan Moscoso del Prado, ha expresado el apoyo del PSOE a un acuerdo que "evita la ruptura del euro", que abocaba a una "alternativa claramente peor", aunque ha manifestado su rechazo a ciertos "detalles y condicionalidades" incluidos en el acuerdo.

No obstante, ha advertido de que "va a hacer falta mucho más" para que Grecia y la Eurozona "vuelvan a crecer con vigor y sostenibilidad" y para recuperar la confianza perdida en el último año por culpa de los errores de ambas partes. "No hace falta sólo acabar con la austeridad, sino también reformas políticas profundas en la UE", ha señalado.

REFORMAR "CON AMBICIÓN" LA UE

Y, por eso, los socialistas europeos "liderarán" un cambio a partir de septiembre para reformar "con ambición" Europa y que la unión "merezca la pena", llegando incluso a tocar los tratados en el medio plazo para construir una unión fiscal que permita tener un Presupuesto europeo que financie políticas y bienes comunitarios, para armonizar el sistema tributario y para crear una unión social que armonice los mercados de trabajo y amplíe las herramientas de solidaridad en materias como los subsidios al desempleo.

Además, Moscoso del Prado ha reclamado la puesta en marcha del plan de ayuda humanitaria para Grecia anunciado en primavera y una revisión de la deuda helena, insostenible en sus niveles actuales. Por último, ha criticado que en todo el proceso de negociación el Gobierno español se caracterizara por una "ausencia total de ideas" y una "escasa voluntad de influir en nada que pudiera molestar" a Alemania.

CRISIS POLÍTICA

La portavoz parlamentaria de UPyD, Rosa Díez, ha reivindicado que la crisis griega no es un problema económico sino "político" sobre la Europa que se aspira a construir y sobre el diseño seguido hasta ahora, que ha conducido a un "nuevo choque entre nacionalismos" porque "la nación europea no existe".

Además, ha advertido de que este nuevo rescate "no se cumplirá" porque parte de condiciones "simplemente imposibles" con lo que se acabará llegando al Grexit "definitivo" tras infligir "más sufrimiento a los ciudadanos. "Ojalá nos equivoquemos, pero este acuerdo deja a Grecia dentro del euro pero a los griegos fuera de Europa", ha insistido.

Pese a ello, la formación magenta votará a favor del acuerdo, porque "es posiblemente el mejor posible dadas las circunstancias", aunque Díez ha advertido de que si termina fallando puede acabar conduciendo a la "liquidación" de la integración europea, que se basa en la "confianza" entre los socios.

ESPÍRITU EUROPEÍSTA

El portavoz de Convergència (CDC), Pere Macias, también ha mostrado su acuerdo con el programa y la participación española en un rescate "prudente" y "de todos", que reafirma el "espíritu europeísta" con el que se comenzó el proyecto de la UE y conjura el antieuropeísmo de muchos estados miembros.

"Europa no ha querido abandonar a los griegos, a pesar de las contradicciones, titubeos y errores iniciales de sus gobernantes. Esta Europa nos gusta, es un proyecto inclusivo, y estamos convencidos de que la nación catalana, europeísta antes que nadie y más que nadie, se siente hoy más amparada que nunca por las instituciones de la unión", ha añadido, subrayando que tras el acuerdo hace falta vigilar su cumplimiento y también trabajar para recuperar la confianza entre socios.

Por su parte, el diputado Josep Sánchez Llibre también ha avanzado el voto a favor "sin complejos" de los diputados de Unió, que entienden que este rescate es "un gran ejemplo de solidaridad europea" y permitirá que "Grecia pueda ser a medio plazo una economía competitiva" dentro del euro. "Esto plantea una red de seguridad contra todos los que siempre pregonan el fracaso de Europa", se ha congratulado, advirtiendo no obstante de las heridas causadas por esta crisis y que deben restañarse.

EUROPA MÁS FUERTE

El PNV también respaldará el acuerdo, visto que hasta los griegos lo han apoyado ya, aunque su portavoz económico, Pedro Azpiazu, teme que no todos en Europa estén trabajando "en la misma dirección" para mantener a Grecia en el euro. "Si el Gobierno español piensa que se va a fracasar debería decirlo, porque pedir dinero y sacrificios a los ciudadanos para que no sirva de nada sería una irresponsabilidad", ha pedido.

No obstante, ha asegurado que los nacionalistas vascos quieren "una Grecia en el euro y una Europa más fuerte y europeísta", para lo cual hace falta "responsabilidad" y "madurez" por parte de los responsables helenos pero también de las instituciones comunitarias.

El diputado de Foro Asturias (FAC), Enrique Álvarez Sostres, ha dicho que "hay que ayudar a Grecia" ya que "el objetivo es una Europa unida", aunque ha mostrado sus dudas sobre la efectividad del nuevo programa de ayudas. Por parte de UPN, Carlos Salvador ha señalado que "vivir de prestado limita la soberanía de un país" y que el memorándum del rescate es "exigente", pero ha recordado que "la alternativa es mucho peor".

La portavoz de CC, Ana Oramas, ha apoyado que se garantice la permanencia de Grecia en el euro como "única forma de solucionar esta crisis".

PERJUDICIAL PARA TODOS

Por parte de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón ha asegurado que este tercer rescate "es perjudicial para Grecia y para la UE", ya que supone una continuación de unas políticas "fracasadas" y que "van a seguir fallando". Además, ha reprochado el programa de privatizaciones, que supone "un mercadillo para poner a precio de saldo los que es público, para que lo compren los fondos de inversión".

Al mismo tiempo, ha lamentado que sólo un 15% de los 86.000 millones de ayuda financiera previstos se destinan a la recuperación económica y a la creación de empleo y se ha preguntado "cómo se va a recuperar la economía si no se recupera la gente". "Tarde o temprano va a haber una quita y nuestro grupo va a luchar por un nuevo acuerdo", ha concluido.

También por la Izquierda Plural, Joan Coscubiela ha asegurado que el debate sobre el nuevo programa de ayuda a Grecia es "el debate de la pérdida de soberanía de las sociedades en favor de los mercados" y ha calificado de "chantaje" y "sometimiento" el acuerdo, que busca sólo rescatar a bancos y cajas y no a las personas.

CHANTAJE A LOS GRIEGOS

Por Amaiur, Rafael Larreina, ha anticipado que su grupo no apoyará el rescate, para "decir sí a la ciudadanía de Grecia y a la Europa social", mientras que Joan Tardà (ERC) se ha mostrado "solidario" con Grecia y ha apoyado al actual Gobierno de Syriza. "Vamos a votar en contra del rescate porque no queremos legitimar a los chantajistas que han dado muestra de no respetar lo más mínimo la soberanía del pueblo griego", ha dicho.

La portavoz de BNG, Olaia Fernández Davila, cree que este rescate es "no sólo humillante para los griegos" sino también "una plasmación de un modelo de capitalismo voraz". A su vez, el diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha criticado que la mayor parte del rescate no irán a los ciudadanos, que asumirán "medidas draconianas", sino que se trata de "un chantaje con premeditación y alevosía".

Finalmente, el portavoz de Geroa Bai, Bixente Serrano, ha calificado de "nebulosa, tecnocrática y deshumanizada" la defensa del tercer rescate griego y ha asegurado que existen "alternativas" a la "inmisericorde austeridad".

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS