Nacional

El banco azul del Congreso cambia de banda para acoger al Gobierno de Sánchez

Madrid, EFE
9/jun/18 9:30 AM
eldia.es
EUROPA PRESS

A diferencia de lo que ocurre después de unas elecciones, la llegada al Gobierno del socialista Pedro Sánchez no modifica inicialmente la composición del Congreso pero sí el reparto de los escaños en el hemiciclo, con un cambio radical en el banco azul que acoge al presidente y a sus 17 ministros.

Hasta el viernes de la pasada semana, cuando se votó la moción de censura, Mariano Rajoy se sentaba a la derecha de la Presidencia del Congreso, en el lugar que han ocupado los presidentes de los ejecutivos de centro-derecha como Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo o José María Aznar.

El próximo martes, cuando se celebre el primer pleno de la Cámara tras la toma de posesión del nuevo Gobierno, Pedro Sánchez se sentará justo en el otro extremo al de Rajoy, a la izquierda de la Presidencia y justo delante de los diputados socialistas.

En los últimos días, los operarios de mantenimiento del Congreso han estado acondicionando los sillones del banco azul, reparando algunos pequeños desperfectos en los tapizados y en los tapetes de los escritorios y adaptando el espacio a la composición del nuevo gabinete.

Y es que de catorce asientos que tenía el Gobierno de Rajoy -trece ministros más el presidente- se ha pasado ahora a los 18 escaños, el de Pedro Sánchez y sus 17 ministros.

Justo al lado de Pedro Sánchez se sentará la vicepresidenta, Carmen Calvo, y ya el resto de ministros por fecha de creación de cada uno de los ministerios.

De este modo, a la izquierda de Carmen Calvo se sentará el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, a quien seguirá la titular de Justicia, Dolores Delgado.

El último escaño azul, ya debajo de la bancada del PP, será el ocupado por Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

Pedro Sánchez es el primer presidente del Gobierno investido en una moción de censura y también el primero en no ser diputado, por lo que podrá asistir a los plenos e intervenir en la tribuna cuando lo considere oportuno, pero no podrá votar junto al resto de su grupo.

De hecho, solo cuatro miembros del nuevo gabinete son diputados en activo : Margarita Robles -Defensa-, José Luis Ábalos -Fomento-, Meritxell Batet -Política Territorial y Función Pública-, y Magdalena Valerio -Trabajo, Migraciones y Seguridad Social-.

Solo esos cuatro ministros podrán votar en los plenos y, para ello, se les habilitará el panel de votaciones en sus respectivos escaños.

El cambio de Gobierno no solo afecta al banco azul, sino que obliga también a una reestructuración en el resto de hemiciclo.

Han quedado libres los antiguos escaños de esos cuatro nuevos ministros del PSOE, que ahora ocuparán otros compañeros del grupo parlamentario, manteniendo en todo caso inalterable el número total de diputados socialistas en 84.

Aunque todavía no lo tiene asignado, lo lógico es que la nueva portavoz del grupo, Adriana Lastra, se siente en el lugar que hasta la semana pasada ocupaba Margarita Robles, justo detrás del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Además, y en función de los nombramientos que se vayan produciendo en los segundos escalones ministeriales, es posible que se produzcan también vacantes en el grupo parlamentario socialista.

Es uso y costumbre que todos los secretarios de Estado, salvo el de Relaciones con las Cortes, renuncien a sus escaños para centrarse en la labor de Gobierno.

De producirse esa contingencia, las bajas se irán cubriendo con los sucesivos candidatos de las listas de las pasadas elecciones generales.

Cambios también de importancia en la bancada del PP, que tiene que acoger a los diputados que han dejado de ser ministros, comenzando por el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

Todo apunta a que Rajoy podría dejar su acta de diputado en próximas fechas, aunque mientras eso ocurre el Congreso tendrá que asignarle un escaño para que, si lo desea, pueda asistir al pleno y participar en las votaciones electrónicas, la primera este próximo martes.

Los servicios de la Cámara todavía no han realizado oficialmente esos cambios, que afectarán no sólo a Rajoy, sino también a otros ocho miembros de su gabinete con escaño, como Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, Rafael Catalá, Cristóbal Montoro o Juan Ignacio Zoido.

No obstante, fuentes del PP han asegurado a EFE que aún tienen tiempo para notificar esos cambios en la distribución de escaños hasta el próximo martes, día del estreno en el Congreso del nuevo Gobierno del socialista Pedro Sánchez.