Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El terrorista de Estrasburgo ha sido abatido, según los medios franceses leer

Sánchez dice a Casado que es más radical y menos serio que Rajoy

El líder del PP afirma que el presidente se avergüenza de Andalucía y Sánchez le avisa del batacazo del PP que vaticinan los sondeos
Madrid, Europa Press
21/nov/18 9:17 AM
eldia.es
Javier Lizón (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, se han acusado este miércoles mutuamente de haber malogrado el pacto alcanzado entre los dos partidos para renovar el órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial.

En la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados, Sánchez ha lamentado la radicalidad que percibe en la manera de hacer política del nuevo PP de Casado. "A su lado el señor Rajoy es un moderado. Y más serio que usted, que para tapar su vergüenzas" por el polémico mensaje de Whatsapp de su portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, cuestionando la independencia del juez Manuel Marchena, decide romper el pacto para renovar el CGPJ.

"La deriva del PP no puede implicar la deriva de las instituciones. Cumpla con su pacto y permita la renovación de un órgano tan importante como el Consejo General del Poder Judicial", ha instado Sánchez.

EL PP CULPA A LA FILTRACIÓN

Casado por su parte ha acusado al Gobierno de ser el responsable de que el acuerdo se fuera a pique por filtrar, según Casado, el nombre de Marchena, propuesto como presidente del CGPJ y del Supremo, antes de que el resto de vocales del Consejo, que son quienes formalmente eligen al presidente, fueran nombrados.

La discusión acerca de la renovación del CGPJ se ha suscitado a partir de una pregunta de Casado sobre la gestión de los Gobiernos socialistas en Andalucía, que arroja un "balance catastrófico", a juicio del líder 'popular'.

"25% de paro, 23% de abandono escolar, tres millones de andaluces en riesgo de pobreza, las listas de espera quirúrgica más largas de España y los casos de corrupción más escandalosos de toda Europa, con dos expresidentes del Partido Socialista y de la Junta de Andalucía en el banquillo, por ahora", ha enumerado Casado.

Estos datos explican, interpreta Casado, que a Sánchez le dé "vergüenza bajar de Despeñaperros" --hasta la fecha sólo ha participado en un acto de la campaña y se está intentado cerrar un segundo-- y "se inventa viajes a Marruecos para ofrecer Mundiales imaginarios en vez de resolver el problema de la inmigración", o a Bruselas a "vender Presupuestos ficticios" en lugar de negociar la cosoberanía de Gibraltar o a Cuba a "agasajar dictadores" cuando debería "pedir libertad y democracia allí y en Venezuela".

"Señor Sánchez, ¿cómo explica la ruina que deja usted en Andalucía el 2 de diciembre?", fecha de las próximas elecciones andaluzas, le ha preguntado Casado.

1.500 EUROS DE MATRÍCULA EN MADRID, 7 EN ANDALUCÍA

El presidente le ha replicado comparando el coste de una matrícula universitaria en la Comunidad de Madrid y en Andalucía, 1.500 euros frente a 7 euros. "Pero le diré más, la respuesta a su pregunta se la van a dar los andaluces y andaluzas el próximo 2 de diciembre, y ya le adelanto que la respuesta que va a recibir no le va a gustar", le ha dicho Sánchez en alusión a las encuestas que pronostican un mal resultado para los 'populares' frente al ascenso de Ciudadanos.

Casado ha variado entonces su discurso y, en lugar de seguir atacando a Sánchez con Andalucía, ha pasado a arremeter contra el uso partidista que, a su juicio, el Gobierno socialista está haciendo de las instituciones.

"Convoca usted un Consejo de Ministros en Sevilla en pleno arranque de la campaña electoral; la semana pasada anuncia inversiones millonarias en Andalucía el mismo día prácticamente que dice que no va a tener Presupuestos y va a gobernar por decreto", ha recordado Casado, satisfecho de que la Comisión Europea le haya dado la razón al reconocer que los Presupuestos que quiere presentar Sánchez "no cuelan".

Esa "falta de credibilidad y respeto a las instituciones" que percibe Casado del Gobierno de Sánchez se ha hecho de nuevo patente en el proceso de renovación del CGPJ. "Nosotros hemos sido responsables y hemos cumplido la ley intentando renovar en plazo este órgano, pero su Gobierno ha malogrado este proceso filtrando el nombre de un posible presidente antes de que estuvieran elegidos los vocales", ha denunciado.

"Pero nosotros no vamos a contribuir a ese desprestigio del poder judicial y a ese descrédito institucional", ha afirmado Casado, provocando la indignación de la bancada socialista antes de que el líder 'popular' se refiriera a la propuesta recién presentada por su grupo para modificar el sistema de elección de los vocales del CGPJ con el fin de que los elijan en exclusiva los jueces en lugar del sistema actual, en que a una parte de ellos los nombra el legislativo.

Casado ha terminado su intervención pidiendo al presidente que "haga caso" a su ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y convoque elecciones "cuanto antes".

Ha sido entonces cuando Sánchez le ha afeado a Casado que Andalucía le "importa nada", en alusión al contenido de su segunda réplica en la que apenas habló de Andalucía pese a ser el tema de su pregunta.

"El problema que tiene usted cuando habla de Andalucía, como muchos de sus diputados y diputadas, es que siempre la desprecian. Y no se puede aspirar a gobernar Andalucía despreciando a Andalucía", le ha advertido. LOS TÓPICOS DE LA CAMPAÑA DEL PP

Para Sánchez, la campaña que está desarrollando el PP en Andalucía es una "colección de tópicos". "Empezaron denigrando el sistema educativo" con las declaraciones de la exministra de Agricultura Isabel García Tejerina, y siguieron con actos con drones y la bandera española, colocándose "chalecos a lo Bolsonaro", el presidente de ultraderecha elegido en Brasil, y haciéndose fotos en un fast food con los buenos restaurantes andaluces que hay en ese territorio, ha lamentado el presidente.

"Señor Casado, ¿a usted quién le asesora electoralmente? Dejen de hacer el ridículo, propongan algo, dejen de insultar, despreciar y denigrar a Andalucía", ha pedido el presidente.