Nacional

El arzobispo de Granada: "Votar a una cierta derecha es votar a una cierta izquierda"

Granada, EFE
15/mar/19 15:45 PM
eldia.es

Granada, EFE El arzobispo de Granada, Javier Martínez, ha advertido de que "votar a una cierta derecha es votar a una cierta izquierda", hasta el punto de que "esa derecha parece a veces casi subvencionada", y ha pedido no confundir el cristianismo "con cualquier ideología o espiritualidad, venga del lado que venga".

En un extenso comunicado al hilo de las próximas elecciones, el prelado dice haber oído "con sorpresa y preocupación creciente" en ambientes "que se consideran verdaderamente católicos", que en las próximas elecciones van a votar a una opción política que ellos ven como la más cercana a "la visión cristiana del mundo".

Tras defender la libertad de voto, ha opinado que eso revela el desconocimiento del cristianismo, que se confunde "con cualquier ideología o espiritualidad, venga del lado que venga, desde las más caras y lujosas (con SPA incluido) hasta las de todo a euro".

Ya pasó, dice, con el marxismo, el nacionalismo y el liberalismo, y pasará "con cualquier oferta que tenga un buen marketing en el mercado de lo espiritual y de los valores", salvo que suceda "una verdadera conversión" sin el apoyo sobrevenido de grupos políticos.

"La miopía de ese catolicismo es tal que ni siquiera se da cuenta de que quien tiene más interés en el crecimiento y el (relativo) éxito de esas propuestas (...), y que coquetean con él, son precisamente los grupos dispuestos a todo con tal de fracturar al pueblo español y desarraigarlo total y definitivamente de su tradición cristiana".

Tras rechazar a "un cierto tipo de políticos" que "buscan ansiosamente el apoyo del pueblo cristiano, y tratan a toda costa de hacernos creer que es al revés", ha considerado un razonamiento "diabólico" el de quienes piensa que "un pastor de la Iglesia no debe meterse en política" porque guiar, dice, es también evitar que el pueblo "caiga en las trampas que hay por el camino".

Y más aún, agrega, cuando hay quien se deja "seducir tan solo con que algunos cantos de sirena dejen caer hábilmente de vez en cuando citas de algún santo o de algún papa".