Tenerife Norte

Puerto de la Cruz 2002


25/ene/02 18:22 PM
Edición impresa

LOS PROFESIONALES DEL TURISMO de toda España exponen, en su último boletín profesional, una situación singular, que viene siendo una constante en todo nuestro país, como es la toma de decisiones por parte del Poder Ejecutivo, en los asuntos relacionados con nuestro turismo, sin tener para nada en cuenta a la asociación que los agrupa. Algo a lo que los que nos ocupamos de estos temas estamos más que acostumbrados.

El tema viene a cuento con relación a nuestro Puerto de la Cruz, porque estamos ya cansados de oír hablar y ver publicadas múltiples opiniones sobre la crisis que se dice estar padeciendo en esta emblemática ciudad en su sector turístico.

No hemos escuchado muchas soluciones al tema - si es que existe - ni ningún análisis profundo sobre sus causas, como no sea algunos intentos de echar la culpa a instalaciones hoteleras obsoletas, lo cual está muy lejos de ser una realidad para los que conocemos a fondo el tema.

Escribíamos hace algún tiempo que para algún touroperador que trabaja con profusión el mercado de Canarias, el Puerto de la Cruz se le había convertido en un mercado conflictivo. Nos decía el mismo que sus clientes sólo quejas reflejaban de los servicios de la ciudad. Decían que era una ciudad en obras y que los ruidos no les dejaban dormir y que por las calles no se podía pasear con tranquilidad. Decían, además, que había mucha basura por las noches en sus calles... Decían muchas cosas más que no vamos a reproducir aquí, pero que cualquier hotelero de la ciudad conoce perfectamente, y nosotros también.

Hacemos estos apuntes cuando comenzamos un nuevo año, como una llamada de atención - que sabemos por experiencia no servirá de nada - para que aquellos que tienen la ilusión de ver el resurgir de nuestra primera ciudad turística estén prestos a influir en todo lo que puedan para que, de una vez para siempre, las cosas se pongan en su punto y arranquen como es debido sin más demoras, sabiendo que la supuesta "crisis" que se está padeciendo en la ciudad está debida, pura y exclusivamente, a la mala planificación de sus obras públicas, a los servicios públicos insuficientes, a la mala publicidad que se le hace... a muchas cosas más que los profesionales del turismo conocen y saben cómo tratarlas, pero que, incomprensiblemente, no tiene dónde exponerlas y mucho menos quiénes se hagan eco de ellas. "Inventos" y quejas salen a la luz todos los días sin otro valor que el cargo que ostenta quienes los aportan.

El Puerto de la Cruz lo que necesita es un revulsivo importante en cuanto a su imagen. Una planificación comercial seria que determine qué es lo que se puede autorizar en la ciudad y qué lo que está sobrando. Acabar con el exceso de ofertas callejeras y buscar aspectos diferenciales en sus planteamientos de ocio.

¿Dónde tenemos el lugar emblemático para la fotografía turística del recuerdo? ¿Dónde el puerto deportivo que se está reclamando desde hace muchos años?

Se están ahora aportando nuevas ideas para la construcción de un club social que hemos llamado "centro de convivencia", donde puedan establecer contacto turistas y residentes... se ha realizado un proyecto para ofrecer una estampa de un barrio marinero, ¿dónde está la visita guiada a la ciudad, con expertos conocedores de toda su historia y sus más emblemáticos rincones?

El Puerto de la Cruz necesita un restaurante giratorio de lujo, desde donde se divise toda la ciudad, sobre una torre que domine todo el panorama, y que sea tan indicativa como lo es la de San Antonio de Texas, o la propia Torre Eiffel. No estamos soñando. Ese sería el lugar de fondo, de donde se tomarían esas fotografías que darían la vuelta al mundo como un auténtico símbolo de calidad indiscutible... ¿Por qué no se hace?