Tenerife Norte

La reforma de la iglesia del Amparo concluirá en un plazo de 16 meses

El Cabildo tinerfeño invertirá 619 mil euros (103 millones de pesetas) en la recuperación de este deteriorado templo icodense construido en 1709. También se actuará en la anexa Casa del Ermitaño.

EL DÍA, Icod de los Vinos
31/ene/02 18:22 PM
Edición impresa

EL DÍA, Icod de los Vinos

La consejera de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, Dulce Xerach Pérez (CC), y el alcalde de Icod de los Vinos, Juan José Dorta (PSOE), visitaron ayer las obras de restauración de la iglesia del Amparo, que tienen previsto concluir en un plazo de 16 meses. Los orígenes de este templo datan del año 1587, aunque fue reconstruido íntegramente en 1709.

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 619 mil euros e incluirán la recuperación de la anexa Casa del Ermitaño - a la que se dará un uso religioso - y la demolición de la vivienda parroquial, ya que no respeta las características del conjunto arquitectónico.

Dorta y Pérez expresaron su satisfacción por el inicio de las obras, puesto que el avanzado estado de deterioro de la iglesia - cerrada desde hace un año - requería una intervención urgente.

La consejera nacionalista se mostró partidaria de estudiar la posibilidad de restaurar también los frescos y retablos del altar, aunque esta intervención no está incluida en el proyecto inicial.

El segundo Plan Insular de Patrimonio Histórico también prevé desarrollar en Icod nuevas fases de la reforma de la iglesia y el convento de San Francisco y la recuperación de la Casa de la Inquisición y del edificio que alberga el área de Servicios Sociales.

Dorta consideró suficientes las intervenciones previstas por el Cabildo en la Ciudad del Drago, pero adelantó que tiene previsto solicitar apoyo insular para rehabilitar parte del Ayuntamiento.

El portavoz de CC en Icod, Fernando Díaz, también asistió a la visita, en la que se destacó el hecho de que la iglesia haya sufrido pocos cambios en su estructura original a lo largo de su historia, lo que permitirá recuperar en 16 meses la imagen que este templo tenía hace casi 300 años.