Tenerife Norte

El área insular de Patrimonio Histórico paraliza unas obras en la Casa Amarilla

La consejera insular Dulce Xerach Pérez (CC) confirmó a EL DÍA que el Cabildo de Tenerife ha preparado el decreto que ordena el cese inmediato de unas reformas que se ejecutaban en este inmueble portuense protegido, "sin la necesaria autorización de los técnicos".

EL DÍA, Puerto de la Cruz
10/feb/02 18:22 PM
Edición impresa
EL DÍA, Puerto de la Cruz

La historia de despropósitos que rodea a la portuense Casa Amarilla, el inmueble que acogió el primer centro de investigación de primates del mundo, ha escrito un nuevo capítulo recientemente con la orden de paralización de unas reformas ejecutadas por los propietarios sin permiso del Cabildo de Tenerife. La consejera insular de Patrimonio Histórico, Dulce Xerach Pérez (CC), aseguró a EL DÍA que su área ya ha preparado el decreto que ordena el cese de los trabajos no autorizados y ha solicitado a la Policía Municipal de la ciudad turística que tome medidas cautelares para evitar posibles daños en este edificio protegido, aunque de titularidad privada.

Después de años de retraso de una rehabilitación que nunca llega y de un abandono que pone en serio riesgo la existencia de esta casa - que ya ha sufrido varios derrumbes - , en días pasados, los propietarios del inmueble han procedido a la colocación de un tejado de uralita en uno de los cuartos del inmueble, que se está usando como almacén, al parecer de bidones de combustible.

Cualquier tipo de obra que se quiera ejecutar en un edificio de estas características requiere el permiso de los técnicos insulares, que, en este caso, no se solicitó.

Responsabilidad municipal

Pérez aseguró que el Cabildo de Tenerife comenzaría "mañana mismo" la restauración de la Casa Amarilla, "pero el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz se comprometió hace años - desde la época en que Marcos Brito (CC) era alcalde - a que cambiaría la situación urbanística de la parcela para que el edificio pasara a ser de titularidad pública y aún no se ha hecho nada".

Patrimonio Histórico no puede actuar en inmuebles privados, por lo que el Ayuntamiento es el que debe realizar los trámites necesarios para "salvar" este edificio histórico.