Tenerife Norte

Viticultores crusanteros elaboran un plan para mantener y modernizar el subsector

La asociación Asviten le ha solicitado al Ministerio de Medio Ambiente 281 mil euros para crear dos fincas experimentales, en las que se usarían nuevas variedades de vid y se buscaría el abaratamiento de costes.

EL DÍA, Los Realejos
7/mar/02 18:23 PM
Edición impresa
EL DÍA, Los Realejos

La Asociación de Viticultores del barrio realejero de La Cruz Santa (Asviten) ha preparado un plan con el que pretende realizar investigaciones que permitan utilizar nuevas variedades autóctonas de vid para mejorar los caldos isleños. El objetivo del proyecto también pasa por reducir los costes de producción para mantener y potenciar las técnicas tradicionales de cultivo, con lo que se modernizaría y reforzaría el subsector.

Con esa finalidad, los viticultores crusanteros se han dirigido al Ministerio de Medio Ambiente para solicitarle una subvención de 281 mil euros (46,7 millones de pesetas) que permita desarrollar la iniciativa. De recibir el respaldo de Madrid, los agricultores adaptarían dos parcelas propiedad de Asviten para convertirlas en fincas experimentales que aporten alternativas para seguir potenciando un subsector que ha estado en auge en la última década, pero que cada día se topa con más problemas por la entrada de caldos foráneos a precios que rompen el mercado.

El proyecto tendría una duración de tres años y trata sobre todo de apoyar a las múltiples familias que poseen pequeñas fincas y que en los últimos años han ido incorporando nuevas maquinarias para la elaboración de caldos.

Los viticultores crusanteros confían en que la iniciativa sea apoyada por el Ministerio y subrayan que otro de sus principales objetivos es mantener el sistema tradicional de cultivo de la vid en esta parte de la Isla, consistente en rastras lineales de unos 12 metros y formadas por varios brazos. Un sistema que, según recalcan, implica toda una cultura agraria y que ha singularizado el paisaje de gran parte de las parcelas cultivadas, por lo que no se debe perder.