Tenerife Norte

Las rocas amenazan la carretera de Icod el Alto

El presidente de la asociación de vecinos de este núcleo realejero, Felipe Méndez, solicita al Cabildo que abra un túnel para proteger la vía de los desprendimientos y que acometa los trabajos previstos.

EL DÍA, Los Realejos
10/abr/02 18:23 PM
Edición impresa
EL DÍA, Los Realejos

La carretera (TF-221) de acceso a Icod el Alto de Los Realejos se ha convertido en una vía peligrosa debido a los desprendimientos periódicos de rocas con motivo de fuertes lluvias como las registradas días atrás. El presidente de la asociación de vecinos del barrio, Felipe Méndez Felipe, señaló a EL DÍA la conveniencia de que se abra un túnel en el tramo más conflictivo para proteger la vía de la caída de rocas y piedras, dado que se vive con "el temor permanente" a que ocurra una desgracia.

Apuntó que "el acantilado alberga riscos de gran tonelaje que podrían desprenderse y caer sobre zonas habitadas, según me han comentado miembros de un grupo de montañeros. Sería necesario efectuar un estudio a fondo del paraje y eliminar tales materiales rocosos".

Reitera su temor por el tráfico de vehículo y tránsito de personas a través de la carretera a través de la carretera sobre la que existe el riesgo de desprendimientos.

Conexión con las medianías

La carretera de acceso a Icod el Alto desde el casco urbano de Los Realejos tiene una longitud de seis kilómetros y es casi paso obligado hacia las zonas superiores del propio barrio y su enlace con las áreas forestales y los municipios de San Juan de la Rambla, La Guancha e Icod de los Vinos.

La vía de acceso permaneció cortada al tráfico hasta que se retiraron las rocas que se habían desprendido de un tramo de la ladera al haber cedido el terreno por la humedad.

Felipe Méndez pide al Cabildo de Tenerife que dé a conocer la fecha de la mejora de la carretera de Icod el Alto, cuyo presupuesto ronda los 8,4 meuros, según se desprende del anteproyecto.

En medios de la Corporación Insular consultados por este periódico se ha indicado que hoy se dará a conocer con detalle las actuaciones previstas en la zona.

Drenajes subterráneos

La inexistencia de drenajes subterráneos propicia que las aguas se canalicen en la propia calzada y facilita la aparición del efecto de aquaplaning, según se desprende del informe del Cabildo.

Dos carriles

Las tareas previstas en la zona consistirán en el trazado de dos carriles de tres metros cada uno, dotados de arcenes y aceras en los tramos urbanos. En el caso de los arcenes, se utilizará un pavimento diferenciado del de la calzada y se dispondrán zonas ajardinadas para impedir que sean utilizados incorrectamente como carril adicional.

El representante vecinal puso de manifiesto su confianza en la capacidad mediadora y de gestión del alcalde de la Villa, José Vicente González, y del concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, José Dámaso López Febles, para buscar una solución satisfactoria al problema planteado desde hace años.

Se refirió a la importancia que tiene la vía desde la construcción del mirador de El Lance, que se ha convertido en un lugar de atracción turística por las panorámicas que se observan del Valle de La Orotava.