Tenerife Norte

El primer ROSTRO del Hermano Pedro

Ezequiel de León talló al santo chasnero hace más de 20 años para la iglesia de Vilaflor. "Me inspiré en un hombre bueno, sin aristocracia, y le eché mucho de nuestro estilo canario", explicó el artista a EL DÍA .

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
11/ago/02 18:27 PM
Edición impresa

Ezequiel de León es el primer escultor que ha puesto rostro al santo Hermano Pedro. Fue hace más de 20 años cuando realizó la talla de Pedro de San José de Betancur para la iglesia de Vilaflor, por encargo del párroco.

"Para sacar la imagen del Hermano Pedro de la madera me inspiré en la idea de un hombre bueno, sin aires de aristocracia, y le eché mucho de nuestro estilo canario", explicó Ezequiel de León a EL DÍA.

Desde su taller, en la zona norteña de La Perdona, señaló que, para realizar ese encargo, también se fijó un poco en un almanaque que le trajeron desde Guatemala, en el que aparece una figura del primer santo canario.

Apuntó que se siente orgulloso de ser el primero que ha tallado la imagen del santo de Vilaflor "porque ha llevado una vida que es un ejemplo para todos los canarios", matizó.

Por todo el mundo

Adelantó que tiene en mente realizar un conjunto escultórico en honor del nuevo santo. "Ya lo veo con claridad, sólo tengo que darle forma".

El artista reconoció que, tanto él como sus padres, se dieron cuenta de que tenía un don para la escultura desde niño. "A los seis años empecé a modelar y hacía figuritas constantemente, todas con estilo canario", matizó.

Con doce años ya había realizado un belén formado por más de mil piezas. En la actualidad, las tallas de Ezequiel de León están repartidas por todo el mundo. "Manuel Hermoso llevó una de mis vírgenes de Candelaria a San Antonio de Texas", indicó.

Además, otras representaciones de la Patrona General de Canarias están en Caracas, Sao Pablo y Río de Janeiro. "Incluso el Santo Padre tiene una de estas imágenes en Roma", exclamó.

Asimismo, señaló que la Virgen del Carmen de Colindres, en el Norte de España, también es suya.

"Mi especialidad son las imágenes religiosas, pero también ha realizado otras, como por ejemplo, el monumento a Tomás Calamito, en bronce, o la del obispo Pérez Cáceres", declaró.

La representación de Cristo crucificado es otra de sus preferencias. "Me gusta mucho la anatomía y estas imágenes se prestan a ello", aseguró.

Las iglesias de las Islas cuentan con estas tallas, por ejemplo, el Cristo de San Francisco, en La Palma, y el que se encuentra en la iglesia de la Peña de Francia, en Puerto de la Cruz.