Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sofocado el incendio en el garaje de un edificio de viviendas en Arona leer

CC reduce el suelo urbanizable de La Marzagana, pero no convence a IPO y PSOE

El alcalde y el edil de Urbanismo le detallaron ayer a los grupos de izquierda los cambios introducidos, que eliminan una de las parcelas a edificar sin rebajar el número de viviendas.

EL DÍA, La Orotava
17/sep/02 18:28 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Orotava

El gobierno orotavense (CC) explicó ayer a los portavoces de IPO-LV y PSOE las novedades que ha introducido en la polémica segunda fase de la urbanización de La Marzagana. Los cambios rebajan la superficie a edificar, eliminan la calle que pasaba junto a El Bosquito y sustituyen las alturas de algunos de las plantas, si bien no convencen a los grupos de izquierda, que los consideran insuficientes.

El edil de Urbanismo, J.J. Martín, insistió ayer en que su grupo está tratando de buscar el máximo consenso posible, aunque aclaró que la urbanización se va a ejecutar y que resulta inviable la petición de que no se haga nada. Si bien no la ha cuantificado, calcula que la reducción del suelo urbanizable es del 15 ó 20% y explica que las casas que se construirán junto a las actuales pasarán de tres a dos plantas. Esta reducción se compensará en la parte Este de la parcela, que pasará de dos a tres, para que se mantenga el número de viviendas previsto. El alcalde resaltó que existe una lista de 200 personas que desean vivir en la zona.

El portavoz de IPO-LV, José M. Hernández, cree que la reducción ha de ser mucho mayor o que no se debe hacer nada. Supedita la posición de su grupo a lo que decida la Comisión Ciudadana en Defensa de El Bosquito y duda de que se celebre la reunión reiterada ayer por la oposición con la empresa Gestur.

El representante del PSOE, Manuel González considera que se puede estudiar la permuta de otros solares para la citada empresa y critica que aún no se haya celebrado una reunión con todas las partes.

El portavoz del PP, J. Jiménez, se quejó ayer de que no se le convocara a la reunión por teléfono o personalmente.