Tenerife Norte
VALLE DE TAORO EVARISTO FUENTES

Lo comercial y el cine en "La Villa"


20/sep/02 18:29 PM
Edición impresa

DICEN LOS ENTENDIDOS que el nuevo centro comercial de Las Arenas (con su 50% de capital norteamericano) puede darse el "lujo" de estar perdiendo durante varios años - en el rarísimo caso de que eso ocurriera - pues el montante patrimonial de esa gran empresa es tan inmenso y extendido, que perder en su centro comercial de una Villa, en una islita de nombre Tenerife, ínfima parte de su patrimonio, no le afectaría lo suficiente como para preocuparse.

No sé si con esta mi opinión le estoy echando un capote a mi amigo Saso, pero soy de los que piensan que aquí no se va a arruinar ninguno de los tradicionales locales comerciales. El nuevo complejo comercial de Las Arenas, por su fácil acceso desde la autopista, tendrá una clientela numerosa pero muy diseminada por toda la zona Norte, desde Tacoronte hasta Buenavista. Será una clientela de coche, a la que no le van a dar nada "fiado" ni envuelto el regalo en aquel antiguo papel de estraza, y apuntando la cuenta hasta primeros de mes sin intereses, en el clásico cuaderno de notas que ahora tendría su equivalente en el archivo del ordenador personal. Siempre habrá en cada localidad viandantes amigos del paseo, que seguirán haciendo sus compras para vestir, calzar, cocinar, comer, jugar o asearse, en las tiendas tradicionales de sus pueblos respectivos. Las ventas típicas de nuestros barrios también seguirán teniendo su clientela peatonal urbana, semiagrícola y rural.

Ya fui por vez primera a los nuevos multicines de Las Arenas. También en la industria del cine las multinacionales de origen norteamericano guardan un muy estricto estilo de "agresividad" comercial por encima de todo. Tanto es así, que el espectador queda dominado y convertido en un animal de costumbres... impuestas por la publicidad. El "espectáculo" que se ofrece, también incluye a la gente joven entrando en la sala, cada cual con su bonito cartucho de cotufas. Leo en un libro de un cineasta, que no es lo mismo un cinéfilo que un aficionado al cine. Son distintas categorías. Yo debo encontrarme en la última. Y en mi modesta tribuna metafórica de simple aficionado, cojo la Prensa del domingo día 8 de septiembre, me pongo a contar y veo que en toda la Isla hay ahora mismo en las carteleras un total de dos películas españolas, una argentina, dos coproducciones hispano-francesas y veinticinco! películas norteamericanas. ¡Chúpate esa! Ya ni se molestan en traducir los títulos. Por todo ello, pido una sola cosa a los responsables de la programación de los nuevos cines de La Villa (que no están en la Villa, sino en Las Arenas, ojo al parche). Les pido que reserven una sala, una sola sala, de las doce recién inauguradas, para películas en versión original (VO) realizadas en el resto del mundo, que no sean "made in USA". En esa sala puede proyectarse el nuevo cine europeo, incluyendo a los cineastas daneses del movimiento llamado "Dogma" (que se ha trazado una insólita normativa para sus películas: nada de violencia física, nada de palabrotas...); también cine asiático, africano, sudamericano y hasta australiano, del cual ya nos ha llegado alguna muestra a la sala del "ciclo" portuense semanal de los lunes y martes. En fin, una sala de un total de doce, para películas especiales en VO, ¿es mucho pedir? Creo que no.

VALLE DE TAORO EVARISTO FUENTES