Tenerife Norte

El Cabildo inicia la restauración forestal de los montes del Valle de La Orotava

La recuperación de las 340 hectáreas afectadas por el temporal de viento del pasado mes de diciembre requerirán una inversión insular de 2 millones, según Wladimiro Rodríguez.

EL DÍA, Puerto de la Cruz
8/mar/03 18:35 PM
Edición impresa

EL DÍA, Puerto de la Cruz

El Cabildo de Tenerife comenzó hace unos días los trabajos de rehabilitación de las 340 hectáreas de monte del Valle de La Orotava afectadas por el temporal de viento del pasado mes de diciembre, que destrozó alrededor de 100.000 pinos insignes en esta zona. El consejero insular de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez (CC), señaló que estos trabajos requerirán una inversión total de dos millones de euros.

En las tareas de limpieza y rehabilitación interviene maquinaria de última generación, como un vehículo adaptado al trabajo en terrenos difíciles y que permite a un solo operario ejecutar en unos minutos las labores de corte, eliminación de ramajes y apilado de porciones en forma ordenada, lo que facilita notablemente su posterior extracción. Al margen de permitir un ahorro de tiempo notable.

Estas labores también incluirán la tala de los ejemplares de pinos insignes que hayan permanecido en pie tras el temporal. Esta especie, que fue introducida hace cuatro décadas para repoblar los montes isleños, es menos resistente que el pino canario a la acción del viento y el fuego.

Sin embargo, sí se respetarán las especies de monteverde o laurisilva del sotobosque.

Wladimiro Rodríguez afirma que "impresiona mucho lo que el viento puede hacer en una zona arbolada como la afectada. Los destrozos han sido cuantiosos y era muy necesario iniciar cuanto antes la restauración forestal, ya que la presencia de tantos restos diseminados por el monte contribuye a incrementar de forma importante el riesgo de incendio".

El político nacionalista subraya que se aprovechará esta circunstancia imprevisible para ejecutar la repoblación de estas 340 hectáreas con pinos canarios y especies propias de la laurisilva, "lo que en el futuro devolverá al bosque el aspecto natural que le corresponde".