Tenerife Norte

La caída de un templo del cine

El especialista en Patrimonio Histórico Artístico y profesor titular de Historia del Arte de la ULL Álvaro Ruiz califica de "atentado sin perdón" el derrumbe del teatro Atlante, de La Orotava, un edificio de arquitectura racionalista edificado en 1935 "que cae en aras de la especulación".
RAÚL SÁNCHEZ, La Orotava
13/jun/03 18:39 PM
Edición impresa

ATI-Coalición Canaria en La Orotava obtuvo el pasado día 25 de mayo una nueva mayoría absoluta. Dos días después, el gobierno local electo autorizó el derribo del histórico teatro Atlante, un edificio proyectado por el arquitecto José Blasco Robles en 1932 e inaugurado en 1935. El especialista en Patrimonio Histórico y profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de La Laguna Álvaro Ruiz Rodríguez califica de "atentado sin perdón" la demolición de un inmueble "de arquitectura racionalista", al que califica como un "auténtico templo del cine".

El alcalde orotavense, el nacionalista Isaac Valencia, asegura que este inmueble carece de valor patrimonial y que, por lo tanto, CC tenía conocimiento de que "se denegaría cualquier declaración de protección". El mandatario villero subrayó que los informes del equipo redactor del Plan General de Ordenación y de la Oficina Técnica Municipal "desestimaban la protección del inmueble".

Su elevado precio, los años que permaneció en desuso, la calificación de la zona en el PGOU de 1976 como de uso residencial y comercial y otras prioridades inversoras son las razones que esgrime Valencia para justificar la autorización del derribo del teatro Atlante para que un particular construya viviendas y aparcamientos en el solar que alberga "un edificio de interés artístico, histórico y cultural", según Ruiz.

Arquitecto destacado

El docente de la ULL y autor del libro "El templo oscuro. La arquitectura de los cinematógrafos en Tenerife" (1993) sentencia que el inmueble que Isaac Valencia desacredita "fue proyectado por quien fuera arquitecto municipal de Santa Cruz de Tenerife en los años 30, compañero de promoción de Josep Lluis Sert en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y autor de los proyectos de los puentes Serrador y Asuncionistas; las calles del Pilar y Méndez Núñez; la ampliación de la Rambla General Franco; el Colegio Alemán de la Capital chicharrera, y de los cines Royal Victoria y San Sebastián.

En su opinión, "por tratarse de un cine de pueblo, es algo único, un edificio increíble para La Orotava de la época, sólo comparable al teatro Baudet, aunque éste era un inmueble de ciudad".

Ruiz destaca que Blasco, "uno de los arquitectos más representativos de su tiempo en Canarias", utilizó en la construcción del teatro Atlante el lenguaje racionalista que en aquella época se aplicaba en la arquitectura de Europa.

"Se trata de un edificio muy bien construido, técnicamente fantástico. Cuenta con más de 600 butacas; un suelo de madera móvil, cuya inclinación se adapta a los diferentes espectáculos que puede albergar, y está hecho con los nuevos materiales de la época: hierro y hormigón armado", afirma.

"Además, Blasco compatibilizó en el proyecto sus conocimientos sobre cálculos de estructura, acústica, visibilidad, diseño y comodidad", añade.

Según Ruiz, "a Isaac valencia debe parecerle un adefesio porque no tiene adornos exteriores, pero lo que el alcalde desconoce es que sus ventanas circulares, con forma de ojo de buey de un barco, eran una clara alusión a la arquitectura naval, muy de moda en el racionalismo".

Este especialista considera que esta "atrocidad" no se hubiera cometido si el inmueble hubiera estado en Santa Cruz y achaca su derribo a la especulación inmobiliaria. Además, exige la inmediata paralización del derribo.

"Los culpables de este atentado al patrimonio son el equipo de gobierno orotavense y la Consejería de Patrimonio Histórico del Cabildo, cuya responsable, Dulce Xerach Pérez (CC), ha demostrado estos años ser una inepta política en materia de conservación y recuperación del patrimonio".

El historiador y docente de la ULL Manuel Hernández también condena esta actuación "que su-pone la desaparición de una obra de gran modernidad, de uno de los grandes arquitectos del racionalismo en Canarias". Hernández no entiende cómo es posible que el mismo ayuntamiento que publicó "Arquitectura en el centro urbano de La Orotava", de Sebastián Hernández, donde se defiende la conservación del teatro Atlante, "haya autorizado ahora su destrucción".

Denuncia en el juzgado

Sebastián Hernández y Francisco Baute, concejales electos de la coalición PSOE-IUC en La Orotava, anunciaron ayer la presentación de un recurso en el Juzgado de La Orotava en el que solicitan la paralización de las obras del derribo del teatro Atlante "por incumplimientos en materia de seguridad laboral". Calificaron de "gamberrada cultural" la actuación del gobierno local y denunciaron irregularidades en el proceso de derribo de este inmueble de "gran valor sentimental para varias generaciones de orotavenses". Baute recordó el acuerdo plenario aprobado por unanimidad en el que se acordaba la protección del teatro, "incumplido por ATI-CC dos días después del 25-M".