Tenerife Norte

Linares: ?Nos hemos acomodado y debemos recuperar el espíritu barrio?

El secretario local de los nacionalistas en La Orotava y concejal de Cultura admite que los resultados electorales en la Villa han supuesto un aviso a su partido -que perdió tres ediles- y anuncia un nuevo mandato con un contacto más directo con los ciudadanos y explicaciones continuas de lo que se hace.
EL DÍA, La Orotava
25/jun/03 18:40 PM
Edición impresa

EL DÍA, La Orotava

Los miembros de ATI-CC en La Orotava saben que la bajada de 2.100 votos y tres concejales en las últimas elecciones no es algo baladí y afirman que han captado el mensaje de los ciudadanos y que obrarán en consecuencia. Así lo mantiene el secretario local de los nacionalistas y concejal de Cultura, Educación, Juventud y Deportes, Francisco Linares, quien, en declaraciones a EL DÍA , asegura que el resultado ha sido "bueno, pero no óptimo", que se han "acomodado" y que deben recuperar el "espíritu barrio del 79".

Para el edil, la mejor fórmula para recuperar el apoyo perdido pasa por explicar mejor lo que se hace y lo que no y por escuchar la opinión del ciudadanos, "algo en lo que hemos fallado en los últimos cuatro años y que sí logramos entre el 95 y el 99".

"Hemos sufrido un desgaste con El Bosquito, la diagonal y las grandes superficies por llegar demasiado tarde a la hora de explicar estos asuntos, con lo que se creó una corriente de opinión contraria. Con Alcampo, por ejemplo, debimos insistir en que, si no se colocaba aquí, se hubiera puesto en Los Realejos. Además, se está demostrando, y quedará más claro en el futuro, que no ha hecho un daño sustancial en los comercios del casco, ya que la gente sigue comprando en los sitios tradicionales, a la multinacional no le está yendo todo lo bien que esperaba y el lugar se ha convertido más bien en un centro de ocio".

Esa recuperación del "espíritu barrio" y del contacto con los vecinos en la calle resulta especialmente necesaria para CC entre los jóvenes. Linares admite que han perdido el apoyo de un sector de la juventud, alcanzado un 20% de sufragios en esta franja poblacional, cuando antes llegaban al 40%. Esta bajada les preocupa, pero se muestra convencido de que remontarán la situación.

Algo parecido ocurre con las relaciones con el resto de partidos. El concejal anuncia una etapa de diálogo y búsqueda continua de consenso con el fin de rebajar la tensión del último mandato. Para ello, se crearán diversas comisiones mixtas, entre las que habrá una sobre la posible instalación de una delegación de la universidad privada CEES en la Villa. Entre otras cosas, en breve se organizará un viaje a la sede central de la universidad, situada en Madrid, para miembros de los distintos grupos.

Sobre la noche electoral, reconoce que la vivieron con inquietud por la bajada. Según explica, esperaban perder entre 1.000 y 1.200 votos, si bien recalca que se cumplió lo que manejaban en sus encuestas. A su juicio, si finalmente la agrupación independiente promovida en gran parte por Apymevo se hubiera presentado, los resultados hubieran sido los mismos, "tal y como ha ocurrido con Carballo en Puerto de la Cruz".

Mancomunidad y PGO

El cambio en las formas de gobierno que anuncia Francisco Linares se notará en la creación de comisiones mixtas y en las relaciones con el resto de partidos. Un ejemplo se podrá apreciar en el área de Urbanismo. Su nuevo responsable, Juan Dóniz, tiene previsto reunirse con los demás grupos para estudiar posibles y puntuales cambios en el Plan General de Ordenación, aún en fase de aprobación. Linares asegura que esto no es consecuencia de los resultados electorales, sino de un planteamiento del partido que surgió antes de los comicios con el fin de crear determinadas bolsas de suelo para viviendas y sustituir la catalogación de ciertas parcelas. Otro de los aspectos destacables del nuevo mandato serán las posibilidades de mancomunar servicios y otras directrices por los tres gobiernos de CC en el Valle. A juicio de Linares, se trata de una oportunidad histórica que no deben desaprovechar, pues, de lo contrario, debería exigírseles responsabilidades. "Estamos ante un ahora o nunca para acabar con esas guerras por separado en las que hemos vivido en los últimos años. En mi opinión, la Mancomunidad del Valle que necesitamos es incompatible con la del Norte, creada como artificio político del PSOE para luchar contra el Cabildo y el Gobierno".