Tenerife Norte

El Ayuntamiento de Garachico aplicará un plan de ahorro del gasto corriente

Las previsiones apuntan, en materia de ingresos propios, bonificaciones del 50% en el impuesto sobre Construcciones. El gobierno municipal basará su política presupuestaria en criterios de austeridad y ahorro en lo concerniente al gasto corriente, según adelantó el alcalde, Ramón Miranda.
EL DÍA, Garachico
26/ago/03 18:42 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Garachico acomete el plan de saneamiento económico y financiero para el período comprendido entre 2003 y 2006, elaborado por la Concejalía de Hacienda en el mandato anterior. Dicho documento fue aprobado en sesión plenaria el 5 de diciembre del pasado año y se aplica desde enero.

El alcalde de la Villa y Puerto, Ramón Miranda, gestiona directamente el área de Economía y Hacienda. Indicó que este documento establece y fijará los próximos presupuestos municipales de los tres ejercicios siguientes.

El plan recoge, en cuanto a ingresos propios, ciertas modificaciones en la ordenación de diversas prestaciones de carácter tributario. En impuestos voluntarios prevé una bonificación del 50% de la cuota del impuesto de Construcciones. En los próximos ejercicios se aplicará un criterio de austeridad en los capítulos de gasto y compra de bienes y servicios, que ocupan el 78% del presupuesto. En materia de inversiones se prevé una dotación de 270.455 euros.

Adelantó que ""no vamos a apelar al crédito ni aplicar recursos ordinarios para esa finalidad, por lo que vamos a ser muy estrictos en obras cofinanciadas con el Cabildo de Tenerife u otras administraciones"".

Indicó que, ""por un lado, vamos a trabajar en la obtención de más ingresos en las arcas municipales, por ejemplo, las de transferencias de capital, ya sean del Estado, ya sean de la Comunidad Autónoma ya sea del Cabildo. Hay que recordar que en estos momentos los ayuntamientos aguardamos el posicionamiento de los cabildos insulares con respecto a la Ley de Medidas Tributarias y de Financiación de las Haciendas Territoriales. Si antes de que finalice el año no hay una postura definida de cada una de estas instituciones en cuanto al reparto que establece esta norma el gobierno aplicará la ya establecida y, por supuesto, con sus criterios, los ayuntamientos pequeños saldrán más beneficiados que otros grandes o medianos"".

Alude a la petición formulada desde la Federación Canaria de Municipios al Gobierno con respecto a los ingresos retrasados desde el año 2000 hasta el actual y no depositados en los ayuntamientos a través del Fondo Canario de Financiación Municipal, en concepto de aplicar un porcentaje erróneo del producto interior bruto a la hora de calcular la cuantía de distribución.