Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
Al menos 11 heridos tras descarrilar un tranvía en Lisboa leer

Las 33 mociones del PSOE portuense estrenan ?el rodillo? de CC y PP

Gobierno y oposición pusieron de relieve sus discrepancias y serias diferencias sobre el procedimiento para la puesta en marcha de la estación depuradora. La nueva mayoría nacionalista y conservadora aprobó con sus votos y la abstención socialista el proyecto de convenio para el saneamiento integral.
EL DÍA, Puerto de la Cruz
10/sep/03 18:43 PM
Edición impresa

El grupo de gobierno de Coalición Canaria y Partido Popular en el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz aplicó ayer, en el primer pleno ordinario del mandato, ""el rodillo"" que le otorga su mayoría de 13 concejales, al rechazar, una tras otra, las 33 mociones presentadas por el PSOE.

Una sesión plenaria maratoniana en la que hubo tiempo para el enfrentamiento dialéctico, las bromas y momentos de distensión, pero en la que se constató las diferencias de planteamientos entre gobierno y oposición en la mayoría de los 47 asuntos tratados, y que se abordaban al redactar esta información (a las 22 horas continuaba la reunión). Un mano a mano entre Marcos Brito y Sandra Rodríguez (CC) y Eva Navarro (PP) y Antonio González (PSOE) con el ciclo integral del agua y sus repercusiones económicas y de salud pública. La propuesta de convenio para poner en funcionamiento la estación fue aprobada por mayoría (CC-PP) y la abstención del PSOE.

La portavoz de Coalición Canaria, Sandra Rodríguez, anunció en el debate de la primera propuesta socialista sobre la concesión de honores a Gilberto Hernández Linares, que fue desestimada, que las 32 restantes correrían la misma suerte. En ese sentido explicó que ""el PSOE reconoce su propia incapacidad de gestión con estas propuestas durante el mandato pasado y ""parecen olvidar que ha concluido apenas hace tres meses, que estos cuatro años han sido baldíos para el Puerto de la Cruz"".

El presidente del Grupo Socialista, Salvador García, dijo que no había sido respetado el trámite de llevar a comisión las propuestas como es preceptivo, aunque se aclaró la validez jurídica del sistema empleado por el gobierno local y señaló que su partido no es responsable de que no se hayan constituido las citadas comisiones.

La portavoz del Partido Popular, Eva Navarro suscribió los extremos aportados por la edil nacionalista y el procedimiento seguido para tratar las 33 propuestas del PSOE sin dictamen de comisión, con el amparo jurídico. Criticó la falta de corrección democrática de los socialistas al no respetar el margen de cortesía de los 100 días de mandato con la presentación de esa batería de mociones.

Por su parte, Salvador García (PSOE), respondió a los argumentos de CC y PP en el sentido de que ""si el anuncio que hemos escuchado de rechazar las 33 iniciativas sin más argumentación que la que hemos escuchado, es lo que, a partir de este momento, en esta corporación en cuanto a la capacidad política de sus grupos para presentar propuestas y resolver problemas, pues, mal futuro cabe augurar"".

Impacto ambiental

El pleno del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz aprobó, por mayoría y con la abstención del PSOE, solicitar al Gobierno de Canarias la exclusión del procedimiento de evaluación de impacto medioambiental del proyecto de estación depuradora de aguas residuales, en base a la gravedad que presenta el problema del saneamiento general. El alcalde apuntó como dato que el emisario submarino de Punta Brava vierte directamente al mar un millón de metros cúbicos de agua sin tratar, aspecto que fue rebatido, en cuanto a la calidad, por el portavoz socialista, Antonio González, quien alabó la salubridad de las aguas, certificada por los análisis periódicos del Servicio Canario de Salud. En la situación actual, sólo las aguas residuales procedentes del municipio pueden llegar a la citada estación depuradora desde el momento en que se ponga en funcionamiento. En el informe que avala la petición del equipo de gobierno se indica al ayuntamiento que se le ha incoado un expediente de infracción de la normativa medioambiental por vertir directamente al mar.