Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Alfonso Serrano abandona la secretaría técnica del CD Tenerife leer
SANTA ÚRSULA

El municipio ya cuenta con un desfibrilador por cada mil vecinos

La localidad norteña alcanza una de las mayores ratios de desfibriladores por habitante de las Islas Canarias y es un referente regional en medidas de cardioprotección.
El Día, Santa Úrsula
5/sep/18 1:12 AM
Edición impresa

Santa Úrsula anunció ayer que se ha colocado "a la cabeza entre los municipios canarios en cardioprotección", ya que cuenta con una docena de desfibriladores, uno por cada 1.300 habitantes, y "un plan de formación sobre su uso con el que pretende abarcar al 100% de la ciudadanía".

El alcalde, Juan Acosta (AISU), destacó la reciente compra de diez nuevas unidades de respuesta inmediata ante paradas cardiorrespiratorias, que se suman a otras dos ya existentes: "Ahora disponemos de un total de 12 equipos para hacer frente a emergencias de estas características. Esto supone que para una población de 14.200 habitantes contamos con una ratio de 1.183 personas por desfibrilador, lo que es un excelente parámetro de cardioprotección si tenemos en cuenta que la media nacional es de un desfibrilador por cada 4.600 habitantes o que en Canarias es de uno por cada 3.000 personas".

Los dispositivos, que suponen una inversión de 15.000 euros, serán estratégicamente colocados en espacios públicos de gran afluencia, con el objetivo de tener una mayor cobertura en caso de necesidad. En concreto, se ubicarán en las principales instalaciones deportivas, los colegios, el IES y el Centro para Enfermos de Alzhéimer. Además, se ha dotado tanto a la Policía Local como a Protección Civil de desfibriladores externos portátiles, ya que suelen ser los primeros en llegar.

Con la colocación de los desfibriladores y la formación de la ciudadanía se va a poder actuar y conseguir disminuir los tiempos de respuesta en situaciones de parada cardiorrespiratoria, que se han convertido en una de las principales causas de fallecimiento.

El cardiólogo y secretario de la Sociedad Canaria de Cardiología, Pablo Jorge Pérez, argumentó que "los sanitarios no pueden ayudar a disminuir las secuelas y mejorar la supervivencia de las personas que sufren una parada cardiorrespiratoria si no hay una atención rápida inicial, que se basa en la realización de compresiones torácicas y el uso del desfibrilador. Cuanto antes lo usemos, mejor pronóstico".

El consistorio ofrecerá, además, formación sobre su uso y en reanimación cardiopulmonar (RCP) a unas 80 personas, entre personal de centros de enseñanza, monitores deportivos, miembros de Protección Civil y trabajadores del ayuntamiento. Asimismo, dentro del Cardio Tour-RCP Tour que organiza la ONG Cardiolatidos, se realizarán diferentes talleres.

El doctor e instructor del Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar (RCP), José Antonio Jara, detalló que "la muerte súbita por parada cardiorrespiratoria provoca en el mundo un fallecimiento cada 60 segundos y, aproximadamente, cinco millones de víctimas al año".

SANTA ÚRSULA