La Palma

Viento, agua y nieve

Ayer se cancelaron nueve vuelos interinsulares que tenían previsto operar en el aeropuerto de la Isla, la vía de acceso al Roque de los Muchachos fue cerrada al tráfico y se desconoce si se han producido daños menores en zonas agrícolas.

EL DÍA, S/C de La Palma
11/abr/02 22:31 PM
Edición impresa

Las condiciones climatológicas adversas, con fuertes rachas de viento, lluvia e incluso nieve en zonas de montaña, afectaron desde la madrugada de ayer a una gran parte de los municipios palmeros, lo que motivó la cancelación de vuelos en el aeropuerto de la Isla y el cierre de la vía de acceso al observatorio del Roque de los Muchachos.

En el aeródromo de la Villa de Mazo, que ya estuvo cerrado al tráfico interinsular durante el pasado martes, fueron ayer cancelados un total de nueve vuelos interinsulares, seis con Tenerife, uno de Gran Canaria y otro procedente de El Hierro. Sin embargo, la intensidad del viento fue inferior a partir de las cinco y media de la tarde, lo que posibilitó la operatividad de cuatro vuelos de Tenerife y el último, de Gran Canaria, no pudo tomar tierra.

En lo que respecta al tráfico nacional e internacional, apuntar que fue desviado al "Reina Sofía" un avión procedente de Stuttgart. Por el contrario, operaron con normalidad los vuelos de Madrid, Hamburgo, Bruselas, Munich, Francfort y Düsseldorf.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias mantiene hasta hoy la situación de alerta declarada el pasado martes en la Isla.

En las medianías y zonas altas se registraron fuertes vientos, con rachas de hasta 70 kilometro por hora. Además, los chubascos, que fueron fuertes en diferentes municipios, alcanzaron los treinta litros por metro cuadrado.

Mientras, la imagen que se vivía en el Roque de los Muchachos fue espectacular para esta época del año. La vía de acceso al observatorio fue cortada en la mañana de ayer debido a la niebla y la nieve, que superó los veinte centímetros de espesor, y se suspendieron temporalmente las observaciones científicas.

Por lo que respecta a los posibles daños en plantaciones agrícolas debido al fuerte viento en algunos municipios, el gerente de la Aspa, Antonio Pérez, declaró ayer a EL DÍA que "todavía es pronto para hacer una valoración. Habrá que esperar hasta que los agricultores informen sobre los posibles siniestros".