La Palma

"La actitud del PSC contra la Cotmac es irresponsable"

La viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Milagros Luis Brito, aclara que el acuerdo para suspender el planeamiento de Mazo respondió tan sólo a criterios técnicos y no a argumentos políticos.

EL DÍA, Villa de Mazo
5/abr/03 3:08 AM
Edición impresa
EL DÍA, Villa de Mazo

La viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Milagros Luis Brito, ha aclarado, en relación a las críticas del PSC con respecto al último acuerdo de la Cotmac, que suspendió la aprobación definitiva del planeamiento de Mazo, que todos los acuerdos de la citada comisión responden a criterios técnicos argumentados y no a cuestiones de carácter político, ya que vienen motivados por propuestas que hacen los técnicos en las correspondientes ponencias.

Milagros Luis Brito ha destacado además que el acuerdo de suspender la aprobación del planeamiento de Mazo fue tomado por unanimidad en un organismo en el que participan todas las administraciones, y que, "salvo el alcalde del municipio, quien tuvo la oportunidad de defender sus argumentos, nadie alzó la voz en contra del dictamen".

La viceconsejera lamenta que el PSC "pretenda sembrar dudas y confusión sobre el necesario papel que desempeña la Cotmac en los procedimientos de ordenación territorial, máxime cuando en su día la Ley de Ordenación del Territorio, que regula las funciones y representatividad de este organismo, fue apoyada por todas las fuerzas políticas del Parlamento canario".

En esta línea, califica de "irresponsable" la actitud tomada por el secretario insular del PSC, Manuel Marcos Pérez, y el alcalde de Mazo, Romualdo Pérez, "capaces de continuar anteponiendo los intereses electorales a los generales en un tema prioritario para una isla que necesita urgentemente dotarse de infraestructuras de tratamiento de residuos".

Luis Brito recuerda que los informes técnicos argumentaban que el ayuntamiento debía incluir en su planeamiento el proyecto del complejo de residuos, tal y como sí lo hacía en el avance, ya que al excluir en la aprobación inicial esta infraestructura insular se producía un claro cambio de modelo municipal. No obstante, a pesar de la contundencia de esta justificación, explica la viceconsejera, "ésta no fue la única razón esgrimida por los técnicos, ya que los asentamientos rurales también estaban sobredimensionados, lo que también motivó el dictamen negativo".