La Palma

Isonorte inicia un cursillo de natación para discapacitados

Un total de 28 personas, cuyas edades oscilan entre los 17 y los 55 años, asistirán este mes y en septiembre a estas terapias en el agua. Los participantes proceden de Barlovento, Los Sauces y Puntallana.

EL DÍA, S/C de La Palma
12/jul/03 18:25 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de La Palma

La Fundación Canaria para la Formación Integral y Promoción Sociolaboral y Cooperación para el Desarrollo, Isonorte, ha puesto en marcha un cursillo de natación para personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, en las piscinas naturales del Charco Azul, en San Andrés y Sauces.

Esta actividad está financiada por Isonorte y por el Ayuntamiento de Los Sauces y se enmarca en las acciones que desarrolla la fundación en el centro de formación La Tisera, ubicado en este municipio.

Un total de 28 personas asistirán este mes y en septiembre a clases de iniciación a la natación, relajación y a hacer ejercicio físico de forma moderada. El objetivo es poner al alcance de los participantes, cuyas edades oscilan entre los 17 y los 55 años y que proceden de San Andrés y Sauces, Barlovento y Puntallana, una terapia de motivación diferente a través del contacto con el agua.

Isonorte también dispone de un programa de atención domiciliaria para discapacitados que, por su minusvalías, no pueden acudir al centro La Tisera. Dicho programa está orientado a estimular y desarrollar el nivel de autonomía de esas personas. En la actualidad, este servicio se presta a seis personas y está subvencionado por los tres ayuntamientos de la comarca noroeste (Barlovento, San Andrés y Sauces y Puntallana) y por el Icfem.

El centro ocupacional La Tisera centra sus esfuerzos en garantizar la superación de las condiciones de incapacidad individual de cada uno de los alumnos asistentes. El fin es su integración social. Además, se prestan servicios de terapia ocupacional y de adaptación personal y social. En la Tisera también se desarrolla un proyecto de formación ocupacional con diez personas, que tiene una duración de un año y cuyo objetivo es poner en marcha un centro especial de empleo en el que puedan vender los trabajos realizados y ofertar el servicio de enmarcación de cuadros.