La Palma

CC dice que han despedido personal en el consistorio saucero para sanear las arcas


EL DÍA, San Andrés y Sauces
7/ene/04 1:12 AM
Edición impresa

El portavoz de CC en el Ayuntamiento de San Andrés y Sauces y concejal de Economía y Hacienda, Francisco Rodríguez Álvarez, niega que su partido esté llevando a cabo una "caza de brujas" con los trabajadores del ayuntamiento, como así lo ha denunciado el Partido Socialista, que acusó al grupo de gobierno de despedir a seis trabajadores para incorporar a otros tantos por el simple hecho de haber sido contratados en su día por los socialistas.

El edil nacionalista aseguró que la decisión de prescindir de los seis trabajadores se tomó por motivos económicos, ya que "tanto la Audiencia de Cuentas como la comunidad autónoma nos dicen que tenemos que reducir plantilla porque estamos muy por encima de la media de los municipios con las mismas características".

" El PSOE ?añadió? empezó a contratar personas de forma desproporcionada y sin control para garantizarse votos y nosotros hemos llegado y hemos tenido que reducir plantilla en los puestos que hemos considerado que no hacen falta y que no van a influir en el normal funcionamiento de los servicios del ayuntamiento". Aseguró que con esta medida la corporación se va a ahorrar más de 20 millones de pesetas al año, lo que "nos permite ir saneando, poco a poco, la entidad local".

Señaló que el Partido Socialista gobernó el ayuntamiento durante dieciséis años y que, por tanto, es lógico que "puedan pensar que todas las personas que han entrado en la entidad durante ese tiempo son de su partido, pero nosotros, desde CC, en ningún momento estamos pidiendo el carné de afiliado para luego despedirlos. He-mos ido a sanear el ayuntamiento, así que no ha habido ninguna persecución ni ninguna caza de brujas. Eso es algo que tienen ellos en la mente, pero no nosotros".

También negó que se vaya a contratar personas para sustituir a los trabajadores despedidos porque "ahí están los presupuestos y se ve que es falso. Hemos despedido a seis personas que nosotros entendíamos que no eran necesarias y si ahora quieren impugnar los presupuestos que lo hagan, nosotros impugnamos hace cuatro años las cuentas que hizo el PSOE y ganamos, así que no tenemos nada que esconder porque nuestro objetivo es sanear las arcas municipales, que están muy mal".

Agregó el edil que se ha contratado a una persona porque hay otra de baja, pero nada más, e insistió en que la plantilla está sobredimensionada, motivo por el que no se pueden hacer obras porque "el personal absorbe más del cincuenta por ciento del presupuesto. Nos encontramos por encima de nuestras posibilidades y hay que reducir personal. Ésa es la realidad".