La Palma

El ayuntamiento adquirió un millar de animales disecados y los abandonó

La colección fue adquirida en diciembre de 2001 por la corporación que presidía Juan Ramón Hernández Gómez al precio de 10.271 euros y ha permanecido durante una década almacenada en un garaje privado sin que, hasta ahora, trascendiera públicamente su existencia, según dice el actual grupo de gobierno (PP-PSC).
M. CHACÓN, Los Llanos
15/abr/12 2:39 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha descubierto, gracias a la comunicación de unos particulares, que es propietario de una colección de un millar de animales disecados (aves, peces, mamíferos...) que fue adquirida en diciembre de 2001 por la corporación que presidía Juan Ramón Hernández Gómez al precio de 10.271 euros que se abonaron a su antiguo dueño. Esa colección ha permanecido durante más de una década almacenada en un local privado sin que, hasta ahora, trascendiera públicamente su existencia, según afirman desde el actual grupo de gobierno (PP-PSC).

La colección de taxidermia fue supuestamente adquirida para la creación de un Museo de Ciencias Naturales en Los Llanos de Aridane, que nunca se llevó a cabo. Así consta en un documento hallado por la Concejalía de Cultura en el que se suscribe que en un Comisión Municipal de Gobierno de 26 de diciembre de 2001 se adoptó el acuerdo de adjudicar ese contrato menor a los herederos propietarios de la colección realizada por Secundino Lorenzo Domínguez, al precio establecido.

Según afirma la concejal María Nieves Barroso Ramos, recientemente, la familia que aún custodia en un garaje propio esa colección que pasó a ser pública hace más de 10 años, se dirigió a la Concejalía de Cultura para expresar la necesidad de que la misma fuera trasladada a otro lugar, por diversos motivos. La edil afirma que "fue toda una sorpresa la existencia de la misma. Cuenta con un número inmenso de animales disecados (gallos, pollos, cernícalos, garzas, tiburones, pingüinos...). Según los antiguos propietarios, llegaron a haber, aproximadamente, un millar de ejemplares de multitud de especies".

El conjunto, del que en el momento de la compra se realizó un álbum fotográfico que se encuentra en manos de la Concejalía de Cultura (ver foto), está seriamente perjudicado por la falta de mantenimiento. María Nieves Barroso aclaró que "aunque estén disecados requieren de un tratamiento mensual que no se ha efectuado desde hace muchos años. Eso ha motivado que la propia familia haya tenido que tirar a la basura muchos ejemplares en muy mal estado".

Tiraron 600 piezas

La concejal dijo que "ciertamente no entendemos para que se compró esa colección de animales disecados, pero habrá que hacer algo con ellos". En ese sentido, "hemos movilizado a los servicios administrativos del ayuntamiento para que se tomen las medidas correspondientes. Además, nos hemos puesto en contacto con el Cabildo". La intención es adecuarlos para exponerlos al público.

EL DÍA se puso en contacto con la familia que comunicó la presencia en su propiedad de la colección. Ante la solicitud de una visita al local para obtener imágenes de la misma, se obtuvo una respuesta negativa "a la espera de que el ayuntamiento decida sobre el conjunto".

En cualquier caso, un miembro de la familia aclaró que "del total sirven unas 200 piezas" y que "con los años hemos tirado sobre 600 a la basura", ya que no se aplicó el mantenimiento adecuado, con barniz y naftalina para las polillas.

Según aclaró el portavoz familiar: "Nos gustaría ver expuestas las piezas, tal y como se planteó hace años". El mismo también afirmó que "primero se intentó vender la colección al Ayuntamiento de Tazacorte, en su momento, pero a sus responsables les pareció cara".