Santa Cruz de Tenerife

Marín cobró 3.000 euros de GMR a los cinco días de empezar a trabajar

El exalcalde de Los Llanos cobraba su mensualidad por adelantado, en contra de lo que se contemplaba en el contrato. Firmó un 1 de febrero y el día 6 ya recibió su primer sueldo.
Víctor Martín, Los Llanos de Aridane
22/sep/13 2:55 AM
Edición impresa

Mientras la Fiscalía mantiene abierta la investigación por la contratación como veterinario de Juan Ramón Rodríguez Marín con Gestión del Medio Rural, EL DÍA ha tenido acceso a nueva documentación que demuestra las irregularidades que supuestamente se cometieron no solo en el procedimiento llevado a cabo para la adjudicación del servicio al exalcalde de Los Llanos, sino también al pagar sus honorarios.

Marín y la empresa dependiente de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias, que dirige Juan Ramón Hernández, firmaron el contrato mercantil de arrendamiento de servicios el día 1 de febrero de 2012. El documento establece en la cláusula cuarta que el pago de los honorarios se realizará contra prestación de factura a mes vencido, dentro de los primeros 7 días al mes siguiente de facturación.

El contrato no fija ninguna excepcionalidad para pagar antes ni la obligación de cubrir gastos previos a la adjudicación del servicio. Por tanto, el primer pago al exalcalde llanense tenía que haberse producido entre los días 1 y 7 de marzo, una vez culminara su primer mes de asesoramiento al sector ganadero.

Sin embargo, según la documentación oficial a la que ha tenido acceso EL DÍA, el consejero delegado de Gestión del Medio Rural, José Luis Rodríguez Lorenzo, autorizó el día 3 de febrero de 2012, solo dos días después de la firma del contrato, una transferencia de 2.999,70 euros a la cuenta corriente de Marín. La orden de ingreso, según se refleja en los extractos de cuenta de GMR, se produjo el 6 de febrero.

Más sorprendente incluso es que el exalcalde presentara su primera factura el mismo día de la firma del contrato, el 1 de febrero del pasado año, cuando supuestamente todavía no estaba trabajando para la empresa pública.

Esta irregularidad, de cobrar los meses por adelantado, fue la tónica general durante todo el contrato, con una duración de once meses, con la excepción de diciembre. En ese caso, el último mes de relación entre Marín y GMR sí se pagó como marcaba el contrato, en enero de 2013. Todas las facturas presentadas por el exalcalde tenían una cantidad mensual de 3.333 euros. A tal cifra se aplicaba un 5% de IGIC los primeros cinco meses y un 7% los siguientes siete, con las obligadas retenciones. El sueldo neto que Marín recibió de GMR osciló entre los 2.866,38 y los 2.999,70 euros.