La Palma

La Policía Local está sin mandos y con expedientes graves abiertos

El jefe y uno de los oficiales están de baja, mientras el otro oficial se ocupa de servicios de inspección, lo que coincide con expedientes a dos agentes que pueden perder un año de empleo.
V.M., S/C de La Palma
8/feb/18 9:49 AM
eldia.es
Puerta de la sede de la Policía Local./V. M.


La Policía Local de Santa Cruz de La Palma está operando en la actualidad sin ninguno de sus tres mandos, regulando los servicios dos de los agentes, situación que ha coincidido con la apertura de sendos expedientes a ambos policías por infracciones calificadas de graves y que fueron instruidos por personal del Cuerpo General de la Policía Canaria, según ha podido saber esta redacción de fuentes municipales.
Los policías en la capital están dirigidos habitualmente por un subinspector, contando además con dos oficiales en el Cuerpo, siempre bajo el mando político del alcalde, que por su cargo asume tales competencias.
Sin embargo, cuando restan pocos días para las fiestas de Carnaval, lo que implica una mayor coordinación de los servicios, el jefe y uno de los segundos de a bordo están de baja médica, mientras que el tercero de los mandos se encuentra destinado desde hace ya años a aspectos relacionados con inspección de sanidad, consumo, basura, publicidad y cumplimiento de ordenanzas municipales, entre otras materias.
El trabajo diario de las dos unidades que forman la Policía Local está siendo dirigido por dos de los agentes más veteranos en servicio, que fueron nombrados de forma directa por el jefe del Cuerpo, lo que no implica ningún contratiempo porque, además de ser habitual, cuenta con la colaboración efectiva de todo el personal, aunque en este caso sin una figura para la coordinación que sí es imprescindible en fiestas como Carnaval.
La ausencia de jefes en la comisaría ha coincidido en el tiempo con la apertura de expedientes sancionadores a dos policías locales por llevar a cabo segundas actividades que se entienden incompatibles con el trabajo que desarrollan como funcionarios policiales, lo que está tipificado como una falta grave hasta el punto de que pueden perder su puesto de trabajo durante un año. El instructor del expediente ha sido personal de la Policía Canaria.
La situación se ha complicado aún más con la defensa abierta por los abogados de los agentes expedientados, que han presentando una querella al supuestamente utilizarse información reservada, en concreto de la Agencia Tributaria, para la elaboración de los expedientes sancionadores, lo que en el Ordenamiento Jurídico se considera delito, según han confirmado las fuentes consultadas.
Esta situación sugiere que el regidor municipal, Sergio Matos (PSOE), optará de forma inminente por el nombramiento de un jefe provisional para garantizar la coordinación de las actuaciones principalmente durante la celebración el próximo lunes de los Indianos.