Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
May supera la moción de confianza como líder del Partido Conservador leer

Santa Cruz amenaza con su salida del Consorcio Insular de Bomberos

De no llegar a un acuerdo, el Ayuntamiento recuperará las instalaciones y las venderá para pagar su participación en el presupuesto, que asciende a tres millones de euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/feb/02 21:27 PM
Edición impresa

El concejal de Economía, José Alberto Díaz - Estébanez, fue el encargado de explicar la postura del equipo de Gobierno, utilizando términos muy duros, con respecto al recién aprobado presupuesto del Consorcio de Bomberos, que ha crecido un 56% entre 2001 y 2002, situándose en algo más de 12,3 millones de euros, de los que Santa Cruz deberá asumir tres millones.

Díaz - Estébanez reconoció que si el incremento en las cuentas no hubiera sido tan elevado, no se habría producido este desencuentro, y aseguró que la Capital "no está dispuesta a pagar algunos caprichos del Consorcio".

Para el edil, es necesario revisar los criterios de participación ajustándose a la población de cada municipio y denunció el caso de La Laguna, que cuenta con una población equivalente a la mitad de Santa Cruz, a pesar de lo cual, contribuye a la prestación de este servicio con una cantidad cinco veces inferior.

En el caso de que "no veamos una rectificación en breve - dijo - , pediremos, en primer lugar, que los bienes que hemos puesto para la prestación de este servicio reviertan al Ayuntamiento y, una vez vendidos, pagaremos nuestra participación".

Escaso ahorro

Si esto no diera resultados, el siguiente paso sería la salida del Consorcio y la asunción de del servicio. Según el responsable de Hacienda, en este caso "tendríamos que hacer un esfuerzo inicial extraordinario, pero, por lo menos, tendríamos el control".

Fuentes de este área aseguraron ayer que la cantidad de tres millones de euros que se exige a Santa Cruz en la actualidad es similar a lo que la Ciudad pagaba por mantener su servicio de manera independiente antes de entrar en el Consorcio, con lo que el ahorro que aquella decisión supuso en aquella época es inexistente.