Santa Cruz de Tenerife

La Marina, una calle que no mira al mar


28/mar/02 22:10 PM
Edición impresa

Explica Juan Arencibia en su libro sobre la historia de las vías de la Capital que la calle La Marina era, hasta bien entrado el siglo pasado, un balcón al mar, y que nada impedía a los vecinos tener una visión de la bahía de Santa Cruz y que delante de ella estaba el castillo de San Pedro. Además de que el Gobierno Civil estuvo allí ubicado durante algún tiempo, fue el lugar elegido por muchos cónsules para instalar sus oficinas, al igual que hacían las consignatarias de buques.

Calle trufada de tabernas marineras y cuarteles, en La Marina estuvo ubicada en 1862 la antigua Maestranza de Artillería, frente al castillo y cerca de la Cruz de San Agustín, trasladada en 1867 al Camino de La Laguna, esquina con Galcerán. De hecho, la propia Capitanía General tuvo en esta vía su sede, según siempre la obra anteriormente citada.

Como tantas otras calles de la Capital, los innumerables acontecimientos históricos le fue dejando un reguero de denominaciones. El primer tramo se tituló de Eduardo Cobián, ministro de la Restauración que se convirtió en el primer miembro del Gobierno de España que visitó la Isla en 1905. Por ello, el Ayuntamiento le nombró hijo adoptivo.

Llamada también avenida de Cuba, la llegada de la República el 14 de abril de 1934 hizo que pasara a llamarse García Hernández, un capitán de Infantería que se sublevó contra la Monarquía en Jaca en 1930 junto con Fermín Galán, y que se convirtió en un mito del republicanismo. Explica Arencibia que fue fusilado y enterrado en el cementerio católico de Huesca frente a la tumba de su principal víctima, el general Lasheras.

Denominaciones

Con el triunfo del levantamiento de las tropas al mando del general Franco en el Archipiélago, la calle recuperó su antigua denominación.

En ella se encuentra una de las zonas de paseo de la Capital, la alameda del Duque de Santa Elena, en recuerdo de Alberto de Borbón y Castellví, que ostentaba ese título y que fue capitán general de Canarias entre 1923 y 1924, antes y durante la dictadura de Primo de Rivera.

Primo de Alfonso XII, inició su carrera militar en el ejército carlista en el que llegó a ser coronel con solo 20 años.

Todos los elementos que se agregaron a este entorno tapiaron la vista que gran parte de la calle tenía sobre el mar, lo que es considerado por Juan Arencibia una ironía, "se llama calle La Marina, pero la mayoría de sus vecinos no ven el mar".