Santa Cruz de Tenerife
EL APUNTE

Las ermitas, punto de encuentro


29/jul/02 3:01 AM
Edición impresa


Cuando llegaba septiembre y los días de la Virgen de Regla, son muchos los antiguos habitantes del barrio de El Cabo que se dan cita allí para recordar a sus ancestros. Vienen desde Añaza, Ofra u otros barrios de la periferia con la intención de pasar un rato con los que otrora fueron sus vecinos. La ermita de Regla, derivación de la Virgen mexicana de Guadalupe, data de 1643. Junto a San Telmo y San Sebastián, las tres de reducido tamaño, forman el trío de parroquias centenarias de la Capital. Fue camposanto durante la epidemia de fiebre amarilla de 1810-11, que trajeron dos barcos desde Cádiz, debido a la gran mortandad que saturó San Rafael y San Roque y por ser un lugar alejado del vecindario. En cuanto a San Telmo, la dedicatoria es lógica al ser patrón de los pescadores, oficio mayoritario de los vecinos. Allí, según la tradición, Fernández de Lugo fijó la Cruz de la Conquista y se ofició la primera misa. Data del último cuarto del siglo XVI, sin que se conozca la fecha exacta de edificación, aunque su fachada es de los albores del XX.

EL APUNTE