Santa Cruz de Tenerife

La ceiba del parque Viera y Clavijo


11/nov/02 19:51 PM
Edición impresa

La ceiba del parque Viera y Clavijo, especie oriunda de las selvas suramericanas que puede alcanzar incluso los 40 metros, fue plantada en los años 20 del pasado siglo "por un paisano que la trajo de Cuba y que la cuidó, año tras año, hasta que se afianzó definitivamente", tal y como señala el libro "Árboles monumentales de Tenerife".

Este ejemplar está situado frente al estadio y es relativamente joven. Felisa María Hodgson Pérez y Lázaro Sánchez Pinto señalan que ha florecido pocas veces, la última en el invierno de 1995.

Este gran árbol engendra unos frutos curiosos, cápsulas globosas de 15 centímetros de largo que contienen una masa de fibras sedosas (seis semillas envueltas en una especie de algodón), el llamado "kapok", que tienen múltiples aplicaciones, como material aislante, para rellenar salvavidas o en embalajes.

Su tronco es grueso y las ramas rojizas. Las flores son rojas tintóreas./FOTO DE R. REYES