Santa Cruz de Tenerife

El túnel del tiempo

Ha comenzado el año 2003 y el subterráneo de la avenida Tres de Mayo sigue cerrado, pese a que Obras Públicas aseguró que se abriría al tráfico a finales del pasado año.

DORY MERINO, S/C de Tenerife
7/ene/03 21:36 PM
Edición impresa
DORY MERINO, S/C de Tenerife

La falta de entendimiento entre la consejería y el Ministerio de Fomento, sobre todo a la hora de fijar los modificados, así como la instalación de las medidas de seguridad de vanguardia, han sido algunas de las causas del retraso de esta obra, que se incluye en el convenio sobre carreteras entre el Gobierno de Canarias y Fomento, que financia la totalidad de este proyecto, dentro de la remodelación de la TF - 5, desde la avenida Tres de Mayo hasta Guajara.

Los trabajos han estado parados en distintos espacios de tiempo por falta de financiación mientras Fomento no aprobara las reformas introducidas, como por ejemplo, las que anulaban el túnel previsto por la calle Álvaro Rodríguez López o la salida subterránea desde las ramblas, proyectada por debajo de Benito Pérez Armas.

Se entabló una ingente burocracia, además de múltiples conversaciones por parte de los técnicos de la Consejería de Obras Públicas con los de Madrid para explicar las peculiaridades del terreno isleño, con características muy distintas al peninsular que incrementan el coste de las carreteras, de tal forma que si allí se cifra el gasto en 5,41 millones de euros/kilómetro, en Canarias alcanzan los 12,02 millones, debido a la complejidad de la infraestructura. Así, el tiempo transcurría hasta que no se firmaban las ampliaciones de los contratos con las empresas adjudicatarias.

De esta forma, ha comenzado el año 2003 y el túnel de la avenida Tres de Mayo sigue cerrado, pese a que la consejería aseguró, después de justificar los múltiples retrasos de esta obra, que se abriría definitivamente a finales de 2002.

El subterráneo se ha diseñado como vía de salida de Santa Cruz, con dos carriles ascendentes. A ellos se accederá desde la parte baja de la avenida de La Salle y desde José Hernández Alfonso. Este túnel se ha construido después de hacer un agujero de más de ocho metros de profundidad para hacer un gran túnel de casi 900 metros de largo, que recorren toda la avenida Tres de Mayo por debajo.

Uno de los primeros retrasos se anunció en abril de 2002, tal y como recogió EL DÍA, cuando el consejero de Obras Públicas, Antonio Castro, explicó que el túnel no se podía poner en funcionamiento, pese a estar terminado, porque formaba parte de la totalidad de la obra, en ese momento inconclusa.

Remodelación de la vía

La remodelación de la avenida Tres de Mayo ha resultado una de las obras más grandes que se ha hecho en la historia de Santa Cruz y ha tardado mucho más tiempo del anunciado.

La parte superior de la vía también sufrió retrasos, sobre todo por el cambio de los materiales exigido por el Ayuntamiento de Santa Cruz para esta rambla, con el fin de adecuarla al resto de la ciudad.

Gracias a la instalación de El Corte Inglés en la avenida Tres de Mayo, con fecha de apertura para octubre de 2001, se abrió la calle al tráfico en ese mismo mes, aunque todavía no estaba recibida por el Ayuntamiento de Santa Cruz porque no estaba totalmente terminada.