Santa Cruz de Tenerife

Los vecinos de Chamberí denuncian el corte de la vía de acceso al colegio

Argumentan que la empresa que causó el derribo de un muro hace un año en la calle José Maldonado Dogour lo reparó, pero luego cerró uno de los carriles de la carretera para uso particular.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
11/ene/03 21:47 PM
Edición impresa
EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife

Juan Carlos Concepción, presidente de la asociación de vecinos San Martín de Porres, del barrio de Chamberí, expresa públicamente la queja de los vecinos por el corte de uno de los carriles de acceso al colegio del barrio, a consecuencia de una obra que se lleva a cabo en la zona.

Los hechos se remontan a hace más o menos un año, cuando un desmonte de una obra en la calle José Maldonado Dogour rompió un muro de contención y se formó una cueva que originó un derrumbe en el que, incluso, cayeron varios coches. Esta vía da acceso al colegio del barrio y desde el colectivo vecinal se sostiene que ya habían advertido de esa posibilidad. Pidieron a Gerencia de Urbanismo que la empresa repusiera el muro y desde el ayuntamiento se instó a que lo hiciera en un escrito de mayo de 2002 en el que se exigía "la reposición del viario a su estado original para su correcta e inmediata puesta en uso". Para los vecinos, esto último no se ha cumplido, pese a que la empresa acometió la reparación.

Juan Carlos Concepción comentó lo siguiente a EL DÍA: "Por esta zona pasa la guagua escolar y los padres que van a dejar a sus hijos al colegio. Lo que han hecho es anular un carril, cerrarlo con vallas metálicas y colocar dentro contenedores de la empresa con diverso material. Esto supone que ahora la vía queda reducida a un carril, el que antes era de subida, pues el de bajada lo ocupan para uso particular. Hay problemas de la guagua para llegar al colegio, estamos cansados de esperar y reclamamos a Urbanismo que inste a cumplir la ley y volver a la situación anterior al desplome. Por otro lado, una grúa de la misma empresa se encuentra pegada a la guardería y al colegio y hemos exigido que los pesos no pasen por encima de esas dos instalaciones para no poner en peligro la integridad física de los niños".