Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Trabajo publicará listas de morosos con la Seguridad Social leer

Zona industrial con BARRIO

Los residentes de Chamberí sufren una peculiar invasión por parte de las numerosas empresas que circundan este sector de la capital, que reivindica su derecho a no convertirse en un "gueto". La Asociación de Vecinos San Martín de Porres denuncia esta situación, que considera irregular y plantea una serie de soluciones para los problemas.

JOSÉ D. MÉNDEZ, S/C de Tenerife
20/ene/03 22:13 PM
Edición impresa

La situación del barrio capitalino del Chamberí empieza a ser difícil de sostener para sus vecinos. Desde la AA VV San Martín de Porres, que preside Juan Carlos Concepción, denuncian que poco a poco el sector ha ido viéndose rodeado de empresas y casi se ha convertido en un "gueto" dentro de una zona industrial.

En el Chamberí residen de manera habitual unos 2.000 vecinos que, sumando los trabajadores de las diferentes empresas ubicadas allí, hacen un total de aproximadamente 3.000 habitantes. Sus límites geográficos abarcan desde el llamado puente de Chamberí Alto hacia abajo, o sea desde el carril de bajada de la TF - 5 hacia adentro y desde el cementerio de Santa Lastenia también hacia el Sur.

Juan Carlos Concepción comenzó señalando que "los problemas son múltiples, pero, por empezar con alguno, llevamos muchos años reivindicando que entren guaguas públicas en el barrio. En el Cabildo alguien nos dijo que para cuatro viejos no iban a poner un servicio, una frase que se comenta sola. En una reunión con el alcalde nos indicó que para conseguir un nuevo servicio había que subvencionarlo, pero eso no era posible por el momento. Aportamos como solución que la línea 903 de Titsa que llega hasta el cementerio entre en su doble trayecto, pues sólo perdería unos minutos. Estamos esperando una respuesta que no llega".

Otro acuciante obstáculo para los vecinos de este sector es el mal olor que desprende la vecina depuradora. El dirigente señaló lo siguiente: "El alcalde nos dijo que haría falta algo menos de un millón de euros para sacar adelante el proyecto y terminar con los malos olores y demás problemas. Han solicitado ese dinero al Gobierno central y estamos en proceso de espera para ver si les dan el dinero o no".

Juan Carlos Concepción argumenta que "tenemos incluso problemas para salir del barrio. Lo normal es hacerlo por los túneles en dirección a Somosierra, pero suelen estar anegados de aguaincluso cuando caen cuatro gotas, o impracticables cuando lo hace de verdad, porque no se han solucionado los problemas del alcantarillado y se obstruyen las canalizaciones, con lo que se rebosa el agua a cada momento". Chatarra ilegal El presidente de San Martín de Porres concluyó señalando que otro aspecto negativo en el barrio es la presencia de "una chatarra ilegal, como demuestra que antes llevaba sólo ese nombre, el de chatarra, y ahora, después de nuestras denuncias, han puesto el del dueño. Debió ser precintada hace tiempo porque tenían permiso para construir dos naves y en uno de esos huecos ha quedado la chatarra como una ocupación ilegal del suelo, desde nuestro punto de vista. Hemos denunciado la situación que se ha creado ante Gerencia de Urbanismo, pero no nos han hecho ningún caso, al menos hasta el momento". EL APUNTE Por lo menos, algo positivo Dentro de un panorama desolador, Juan Carlos Concepción quiso romper una lanza a favor del ayuntamiento, o más concretamente, de algunos concejales como el del Seguridad: "Hilario Rodríguez y José Carlos Acha, el edil de zona, han cumplido siempre lo prometido. El primero se ha preocupado de la situación del barrio en cuanto a tráfico y seguridad. El local de la AA VV era casi una casa de okupas, nos pusimos en contacto con el concejal y a través de controles y la actuación de patrullas de la Policía Local, acabó con ese foco de delincuencia. Ahora queda pendiente un estudio sobre las señalizaciones". Otro aspecto positivo es el de la limpieza, "no en el local social, donde el mantenimiento corre a cargo de la junta directiva, sino en general en el barrio, porque estamos muy contentos con la presencia de camiones, cubas, barrenderos y demás. No podía ser de otra manera, porque San Martín de Porres, que da nombre a nuestro colectivo, es su patrón", acabó Juan Carlos Concepción de forma humorística.