Santa Cruz de Tenerife

Urbanismo obliga a abrir la calle de acceso al colegio de Chamberí

Una empresa privada había cerrado con vallas uno de los carriles y recurría al espacio público para su uso particular. Los residentes afectados denunciaron la situación a través de su colectivo vecinal.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/ene/03 22:19 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

Norberto Plasencia, concejal responsable de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz, firmó a mediodía de ayer la resolución por la que insta a la empresa que había cortado una calle en el barrio de Chamberí, a que concluya de inmediato las obras, tal y como afirmó a EL DÍA, el presidente de la AA VV San Martín de Porres, Juan Carlos Concepción.

Además de finalizar los trabajos en el menor tiempo posible, el consistorio exige a la empresa que deje la vía de la misma manera en la que estaba antes de vallar uno de los carriles.

La situación se remonta a hace más o menos un año, cuando la constructora originó un derrumbe que, incluso, supuso la caída al vacío de varios coches.

Urbanismo, en una resolución de mayo de 2002, ya obligó a esta empresa a restituir la situación anterior. No obstante, aunque arregló el muro de contención y los desperfectos ocasionados por el derrumbe, cerró al tráfico, para usarlo de manera privada, uno de los carriles de acceso al colegio del barrio.

Esta situación originó el malestar de padres y vecinos, así como la nueva denuncia de San Martín de Porres, que ahora ha visto cómo se da la razón desde el ayuntamiento a una reivindicación que estaban pidiendo los vecinos afectados del distrito.

Cierre de locales

Por otra parte, Norberto Plasencia, también firmó ayer la orden de cese de la actividad en tres locales de ocio de la avenida de Anaga, debido a que no han cumplido la normativa que obliga a tener doble puerta.

La orden afecta a tres establecimientos, Sol Time, Heineken y Full Company que no han instalado la doble puerta, pese a que el ayuntamiento les dio una prórroga de un mes.

Además, el ayuntamiento capitalino ha concedido un nuevo plazo de diez días para que los locales de ocio rematen las cuestiones pendientes exigidas por Urbanismo, como por ejemplo lo relativo a las indicaciones de las salidas de emergencia.