Santa Cruz de Tenerife

Polémica sobre la construcción de viviendas junto a barrancos

Las 101 viviendas protegidas de San Andrés se someterán a estudio para comprobar si cumplen la normativa de seguridad.

6/abr/03 3:15 AM
Edición impresa

Unas de las cuestiones polémicas que surgió a colación en el transcurso del debate, introducida por el presidente de Concave, Victoriano Iz-quierdo, fue la construcción de 101 viviendas de protección oficial de San Andrés, junto a un barranco.

El representante vecinal recordó que, en el lugar en el que se han construido, la tromba de agua arrastró a tres personas, dos de las cuales murieron a consecuencia de estos hechos. Explicó que en esa zona, de caer la misma cantidad de agua, volverá a ocurrir la inundación.

Izquierdo recalcó que estos bloques invaden una parte del barranco y explicó que no cumple con la normativa, que exige dejar unos metros como servidumbre de paso para evitar inundaciones.

A este respecto, el gerente del Consejo Insular de Aguas, José Fernández Bethencourt, discrepó, ya que considera que sí cumple, si se toma como referencia el reencauzamiento que se le hizo al barranco original. En cualquier caso, se comprometió a estudiar la cuestión.

Por otro lado, quedó de manifiesto que la falta de medios es uno de los obstáculos con los que se encuentra el Consejo Insular de Aguas para realizar su labor.

Su gerente reconoció que existen 5.700 kilómetros de barrancos en Tenerife, para los que sólo hay disponibles cinco vigilantes, por lo que se mostró partidario de que sean los propios vecinos los que mantengan limpio estos espacios y denuncien las infracciones.

Policía de cauces

Sin embargo, la portavoz socialista en el Cabildo de Tenerife, Gloria Gutiérrez, lo increpó diciendo que "el Cabildo no puede quejarse de falta de presupuesto. Lo que pasa es que prioriza otras cuestiones".

"Es necesario planificar. Se está apostando por ciudades de cartón - piedra, en lugar de atender estas infraestructuras". "La policía de cauces es competencia del Consejo Insular de Aguas", añadió.

Por su parte, el concejal de Desarrollo Económico del ayuntamiento, Emilio Atiénzar, explicó que, respecto a la situación de los barrancos, la corporación municipal lleva a cabo todos los años un plan de limpieza de los cauces, cada 6 ó 7 meses.

Achacó la situación a la falta de civismo de algunos ciudadanos, que dejan en los barrancos basuras de todo tipo, como colchones, electrodomésticos, etc.

Como conclusión, todos los invitados coincidieron en que la tragedia ha supuesto un revulsivo para los ciudadanos, que han asumido su responsabilidad con el medio, y también ha sido una fuente para la concienciación de las administraciones públicas.