Santa Cruz de Tenerife

La comisión de damnificados da por cerrada su gestión

Constituida para atender la petición de ayuda de quienes resultaron afectados por la riada del 31-M, ha atendido 2.351 casos, entre los que ha repartido un total de 2.107.000 euros, aportados por entidades y vecinos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/jun/03 18:07 PM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

El coordinador general del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Parejo, dio cuenta ayer de la última sesión celebrada por la denominada comisión de damnificados, que se constituyó para dar respuesta a las peticiones de ayudas elevadas por cuantos vecinos se vieron afectados por la riada que sufrió la ciudad el 31 de marzo de 2002, ya sea en enseres, como vehículos o viviendas de su propiedad.

Parejo explicó que, aunque la comisión ya ha culminado su labor, continuará una pequeña gestora para liquidar los 74 casos que se han incluido a última hora, tras un trabajo de campo realizado por el equipo de gobierno, que visitó todos y cada uno de los barrios afectados.

En total, el ayuntamiento registró 2.351 casos, después de que en los últimos 15 días se incorporaran 131 nuevos expedientes.

La recaudación total entre las aportaciones de entidades, vecinos y del propio ayuntamiento ascendieron a 1.907.000 euros, cantidad con la que se dio respuesta a 2.220 solicitudes de ayudas. De la citada cantidad, quedó un remanente de 39.000 euros, una partida insuficiente para hacer frente a los 131 nuevos casos. Por ello, y siguiendo las directrices marcadas por el alcalde de Santa Cruz, encaminadas a garantizar que ningún vecino afectado por la riada se quedara sin encontrar respuesta a su petición de ayuda, la corporación decidió realizar una ampliación de su aportación, de unos 84.000 euros, ascendiendo a 199.595 euros la partida que han destinado las arcas municipales a los damnificados.

El coordinador general del Ayuntamiento santacrucero consideró fundamental la visita puerta a puerta que se realizó recientemente por cada uno de los barrios afectados, pues sirvió para hacer un seguimiento y conocer de primera mano el grado de satisfacción de quienes se vieron afectados por la riada. Así, algunas personas "nos trasladaron su preocupación porque la aportación recibida había sido insuficiente, porque inicialmente se hizo una valoración en la reparación de las obras que necesitaban las viviendas que era inferior al coste final, o bien porque se presentaron nuevas carencias no incluidas en el inventario inicial".

Movidos por la máxima de que ningún afectado por la riada se quede sin ayuda ni respuesta para garantizar su calidad de vida, equipos técnicos de diferentes departamentos realizaron un "puerta a puerta" para supervisar el estado en el que se encuentran los trabajos, ya concluidos en su mayoría.

A la espera de liquidar definitivamente la entrega de las ayudas, miembros de la comisión de damnificados concluirán en los próximos días la entrega de los pocos cheques que restan por repartir, y que, en algún caso, se entregarán personalmente a sus beneficiarios, que no se pueden trasladar a recogerlos por motivos de movilidad. El balance de la gestión de la comisión es muy positivo, porque dos meses después de su constitución se han resuelto los 2.351 casos.