Santa Cruz de Tenerife

Las colas y el pago en efectivo, motivos de queja al cumplir con los tributos

Los vecinos, que tienen hasta el 4 de julio para abonar los impuestos municipales, protestan por la tardanza burocrática y por el hecho de tener que abonar su deuda con dinero en metálico, lo que supone un evidente trastorno, o a través de la tarjeta de crédito de una única entidad financiera.
EL DÍA, S/C de Tenerife
18/jun/03 18:09 PM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

Los ciudadanos de Santa Cruz tienen de plazo hasta el próximo 4 de julio para cumplir con su obligación tributaria de cada año en apartados como el rodaje de los vehículos, la contribución o los impuestos de la recogida de basura.

Pese al esfuerzo de los funcionarios municipales, el número de personas que cada día acude a las oficinas para hacer efectivos sus pagos excede con mucho del cupo que sería ideal para poder atenderlos con absoluta comodidad. Ello ha supuesto que los usuarios expresen sus primeras quejas.

Consideran los vecinos que son pocas las personas que se hacen cargo de cumplimentar los datos y recaudar el dinero tras las ventanillas. Y es una queja generalizada, ya que se produce tanto en las oficinas centrales de General Antequera como en las que están ubicadas en la calle Fragata Danmark, al igual que en las descentralizadas, destacando entre ellas por este motivo la de Ofra, donde cada día se acumulan numerosas personas, muchas de las cuales suelen marcharse desanimadas al ver la cola que se forma.

Reconociendo que los usuarios son a veces "culpables" por la costumbre de dejarlo todo para el final, la protesta tiene razón de ser al tratarse de un período determinado del año en el que podría reforzarse tanto la plantilla de funcionarios que atienden al público como los lugares en los que lo puedan hacer efectivo los pagos.

En metálico

Otro motivo de queja de los santacruceros es que el pago debe hacerse o bien en metálico o únicamente a través de la tarjeta de crédito de una determinada entidad financiera.

Eso supone que los que se dirijan a la ventanilla con intención de abonar deban acudir con el dinero si tramitan su cuenta a través de otro banco. No resulta muy seguro en los tiempos que corren salir a la calle con una gran cantidad de dinero, imprescindible para cumplir con los tributos municipales, pues se corresponden a diferentes apartados.

Son detalles que no deben escapar a los responsables municipales, más teniendo en cuenta que el año pasado se planteó que en el ejercicio actual podría pagarse de manera mucho más cómoda, a través de la página web de la corporación. Hace unas fechas, Dámaso Arteaga, todavía concejal de Servicios Generales, anunciaba que este soporte informático del ayuntamiento, prometido hace tiempo, sufriría un nuevo retraso.