Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno ultima los trámites para la protección de la Corona Forestal

Política Territorial abre hoy el plazo de participación ciudadana para el avance del Plan Rector del Parque Natural, que divide su superficie entre diecisiete municipios y ocupa un territorio que supone el 23 por ciento de la totalidad de la Isla. Prevé diferentes actuaciones en los bosques.
ACN, S/C de Tenerife
24/jun/03 18:12 PM
Edición impresa

La Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias abre hoy, por un periodo de dos meses, el trámite de participación ciudadana para el avance del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de Corona Forestal, que ocupa las cumbres de la Isla y consta de una superficie de 46.612,9 hectáreas englobadas en diecisiete municipios.

En su conjunto, el territorio del Parque constituye el 22,9 por ciento de la superficie de Tenerife.

En este espacio natural protegido no existen pueblos ni asentamientos humanos de importancia, y su característica más destacada es la de albergar una extensa masa de vegetación arbórea de pinares, con algunas manifestaciones de mucha menor extensión de fayal-brezal, laurisilva y vegetación de alta montaña.

El principal fundamento de protección del Parque es el hecho de albergar gran parte de las masas forestales de Tenerife, jugando un papel clave en el mantenimiento de procesos ecológicos esenciales, tales como la dinámica hidrológica y la protección de los suelos, además de albergar numerosas especies amenazadas, una gran proporción de endemismos y cierta variedad de ecosistemas, algunos de ellos representativos.

El documento de avance contempla actuaciones que deberán llevarse a cabo con prioridad en el ámbito del Parque Natural de Corona Forestal y que se presentan en tres bloques, uno relacionado con el uso público, otro con la conservación de los recursos naturales y culturales y otro con los estudios e investigación.

Entre las actuaciones destaca la señalización de zonas de exclusión y refugio de caza, aplicación de tratamientos selvícolas en pinares seminaturales, recuperación de las masas de monteverde y sustitución de las masas de pino de Monterrey por especies potenciales de cada estación.

Además, propone la realización de diferentes estudios de pistas y capacidad de carga, así como tareas de señalización, construcción de dos centros de visitantes y casetas informativas, acondicionamiento de la red oficial de senderos del Parque, edición de una guía y folletos.