Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Bruselas llega a un acuerdo con Italia sobre su plan presupuestario leer
PATRIMONIO

El ayuntamiento negocia la compra del antiguo teatro San Martín


EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jun/03 18:13 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife negocia en la actualidad la adquisición del antiguo teatro San Martín, en el barrio de El Toscal, en donde está proyectada la construcción de un centro cívico. La corporación ha trasladado a los propietarios de este inmueble su interés por comprar estas dependencias para dedicarlas a salas multifuncionales en las que se podrían establecer desde oficinas descentralizadas del ayuntamiento a la organización de actividades socioculturales y deportivas.

La adquisición del teatro San Martín forma parte de una gran actuación que se programa desde el Plan de Sedes del Ayuntamiento de Santa Cruz, que persigue ejecutar la construcción de uno de los primeros centros cívicos de cuantos se pretenden distribuir por toda la ciudad.

Casi de forma simultánea, la corporación planifica el desarrollo de otra instalación de características similares que se construirá en una parcela que existe en la llamada plaza de la Papa, en donde confluyen los barrios de La Gallega y Barranco Grande.

Tanto las nuevas dependencias de El Toscal como las de la plaza de La Papa significan un salto cualitativo en cuanto a la planificación municipal se refiere, siguiendo el objetivo de acercar la administración al ciudadano, en donde se puede gestionar desde la solicitud de obras pequeñas a facilitar información sobre las actividades que se desarrollen puntualmente en cada barrio.

Las fuentes consultadas precisaron que en cada instalación municipal se habilitarán servicios municipales adaptados a las necesidades de cada barrio y se convertirá en un referente en la zona.

Una negociación lenta

La adquisición del antiguo teatro San Martín se ha demorado en el tiempo, después de que en abril del año 2001 el ayuntamiento hiciera público su deseo de adquirir el inmueble. El retraso inicial estuvo motivado por problemas en el reparto de la herencia, si bien luego se justificó por la falta de un acuerdo económico que permitiera su compra.

Según ha podido saber este periódico, desde la corporación se trabaja sobre la posibilidad de comprar y demoler estas instalaciones, ya que no está catalogado ni se considera de valor arquitectónico, además de encontrarse en un regular estado de conservación.

Junto a esta parcela, el ayuntamiento podría adquirir algunas viviendas colindantes para ampliar la superficie y ubicar en El Toscal un centro señero dentro de la nueva línea de actuación que se ha trazado desde la corporación.

PATRIMONIO