Santa Cruz de Tenerife

Los pisos de la segunda torre de Cabo- Llanos se pondrán a la venta en noviembre

Candesa no descarta la posibilidad de instalar un hotel a mitad del edificio y dedicar la parte alta a los compradores. En la actualidad, ya están casi finalizadas las excavaciones y en diciembre comenzará a ""asomar"" la edificación, una vez se levanten los cuatro pisos para aparcamientos subterráneos.
H.G., Tenerife
2/sep/03 19:36 PM
Edición impresa

H.G., Tenerife

La segunda torre de Cabo-Llanos será una realidad en el verano del año 2006, fecha en la que está previsto que concluyan los trabajos iniciados hace dos meses, cuando se acometieron las primeras excavaciones. Según los datos facilitados por fuentes de Candesa, empresa constructora que adquirió a Ferrovial el proyecto de la segunda torre a comienzos de este año, las viviendas se pondrán a la venta en la primera semana de noviembre, cumpliendo de esta forma el compromiso que adquirió con Ferrovial. En la actualidad se trabaja en el estudio de cotas, sondeos que depararán si las palas han descubierto ya la roca madre. De ser así, en breve comenzará la fase de cimentación.

Los trabajos de perforación se han desarrollado hasta unos 15 metros de profundidad, un dato que permite ya proceder a la cimentación y a la construcción de las cuatro plantas de aparcamientos subterráneos. Según el calendario de trabajo que maneja la constructora, a finales del mes de diciembre o comienzos de enero comenzará a ""asomar"" a nivel de la calle el armazón de la torre.

Desde Candesa se asegura que su edificación en Cabo-Llanos tendrá las mismas características exteriores que la construcción que ultima en la actualidad Ferrovial, si bien contempla la posibilidad de incorporar algunas novedades en el diseño interior de las viviendas en aras de incrementar la superficie útil.

Aunque el proyecto contempla la construcción de un total de 272 viviendas, este número podría incrementarse, existiendo la posibilidad de que se compagine el uso residencial con el hotelero.

Al igual que en el caso de la torre de Ferrovial, entre la primera y la cuarta planta de la torre, ambas inclusive, se situarán las oficinas y actividades comerciales. Y tal y como ya anunciara este periódico, Candesa no ha descartado instalar un complejo hotelero a mitad del edificio y reservar la parte alta a los compradores, ya que se trata del modelo de construcción más demandado por los clientes. Ésta es una de las posibilidades que baraja la constructora, si bien en la actualidad no se ha decantado por el modelo que se aplicará finalmente.

""Haremos lo que el cliente quiere comprar"". Con esta máxima, la empresa deja abierta la posibilidad a la ejecución de reforma en las viviendas de más de cinco dormitorios. ""La demanda se decanta más por los diseños de dos, tres y cuatro alcobas. Por ello, quizás el proyecto original sufra algunas alteraciones para habilitar casas de menos habitaciones"", aseguran las mismas fuentes. Candesa ya se ha estrenado en la nueva zona de Cabo-Llanos con gran éxito, con el edificio anexo al hotel Atlántida, por lo que cuenta con una cierta experiencia.

Ya hay lista de espera

Prueba del interés que ha despertado este segundo rascacielos es que más de un centenar de personas integran en la actualidad la lista de espera que empezó a confeccionar Candesa meses antes de que comience el proceso de comercialización. Las fuentes consultadas destacan la gran demanda que existe por parte de profesionales que han trasladado su interés por hacerse con pisos en uno de los nuevos edificios emblemáticos de Santa Cruz, situado además en el área de expansión de la ciudad junto a obras arquitectónicas tan significativas como el Auditorio, el Recinto Ferial o el Parque Marítimo.

La operación de la venta del proyecto de la segunda torre incluye no sólo la parcela, sino también el proyecto y la licencia. Dado que desde la Gerencia de Urbanismo se concede el permiso de edificación en función de las características técnicas de la construcción, las fuentes consultadas consideran que se establece un período suficiente para acometer la construcción en tiempo y forma.

Tomando como referencia la torre de Ferrovial, que ya ha cubierto aguas, la más demandada de las cuatro caras de la edificación es aquella que tiene sus vistas al Parque Marítimo. A falta de cinco meses para que se entregue la obra de Ferrovial, cuyo plazo de finalización está previsto para el 15 de enero próximo, las viviendas libres con las características antes descritas se cuentan con una mano.