Santa Cruz de Tenerife

Barranco Grande lleva de visita al edil de zona para mostrarle sus problemas

Hilario Rodríguez, acompañado por los dirigentes de la asociación de vecinos El Molino, realizó un recorrido de tres horas por un barrio con múltiples carencias y cuyos habitantes reclaman soluciones.
EL DÍA, S/C de Tenerife
30/sep/03 20:31 PM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

Hilario Rodríguez, concejal de Seguridad Vial y Tráfico y responsable de la denominada zona E (Suroeste) en la nueva distribución territorial, conoció ayer de primera mano los problemas de uno de los barrios de esta área de expansión de la capital tinerfeña, Barranco Grande. Rodríguez, quien estuvo acompañado por los dirigentes de la asociación de vecinos El Molino, encabezados por su presidente, Sergio de la Cruz Rojas, hizo un recorrido de cerca de tres horas.

El máximo dirigente de El Molino señaló a EL DÍA que ""vimos prácticamente todo lo que había que ver y tratamos los temas más importantes que afectan al barrio, por lo que el concejal se llevó una enorme impresión por las grandes carencias y el estado general de abandono que presenta el sector"".

""Hilario Rodríguez ?continuó De la Cruz? reflejó un cierto impacto al observar los graves problemas de Barranco Grande y comentó que tomaba nota de ellos, los tendría en cuenta y de manera muy seria"".

El siguiente paso a la visita del edil, que tomó diversas fotografías durante el trayecto, será elaborar un informe, que ya está iniciado y quedará completado con más datos que ofrecerá la asociación.

Para el presidente de El Molino, ""la visita es un hecho positivo en principio, aunque este nuevo concejal de zona no ha hecho ni más ni menos que su antecesor, Antonio Ramos, que también realizó en su día un amplio recorrido por Barranco Grande y luego no vimos resultados por ninguna parte. Ahora lo que esperamos es que el responsable actual tome cartas en el asunto y afronte de una vez todas las dificultades que tenemos aquí los vecinos"".

El recorrido de ayer se inició en el local social de El Molino. Allí se le planteó a Hilario Rodríguez la posibilidad de una ampliación, ya que la Federación de Boxeo se ha comprometido a montar un gimnasio si se techa la segunda planta del inmueble.

Una larga lista

El camino de agravios comparativos siguió por el centro de salud, donde hay evidente riesgo para la integridad física de las personas por el constante paso de vehículos por la carretera General del Sur.

Esta última vía fue objeto de inspección, al igual que las calles adyacentes. También visitaron el colegio, analizando el convenio establecido entre distintas administraciones, así como los accesos al centro. La ruta siguió por la iglesia, donde los vecinos piden que se amplíe la plaza, además de mejorar los accesos al templo. Los polideportivos, en muy mal estado, también fueron mostrados al edil, que recibió, asimismo, las quejas por los problemas de canalizaciones en el barranco de El Muerto y el barranquillo de La Monja.

Finalmente, el concejal de zona acudió al que fuera grupo escolar, actualmente abandonado, donde la Asociación Juvenil Boicot solicita tener un local tras su rehabilitación, algo que prácticamente está concedido.

Donde sí hay avance es en el campo de fútbol, una vieja reivindicación cada vez más cerca.