Santa Cruz de Tenerife

Marcos Guimerá Peraza ya es Hijo Predilecto de Santa Cruz de Tenerife

En un acto emotivo, el ilustre abogado, notario y escritor de 84 años recibió, en presencia del alcalde, Miguel Zerolo, el reconocimiento de su ciudad natal a una larga trayectoria de erudición que también incluye su faceta de historiador, con especial incidencia en políticos del siglo XIX como José Murphy.
EL DÍA, S/C de Tenerife
28/nov/03 23:14 PM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

El Salón de Sesiones del Palacio Municipal albergó ayer el solemne acto de entrega del título de Hijo Predilecto de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife al historiador Marcos Guimerá Peraza. En un ambiente de gran emoción, el ilustre abogado, notario y escritor recibió ante el alcalde, Miguel Zerolo, otro honor que sumar a la larga lista de quien ha llevado el nombre de Tenerife y de su capital por todo el mundo.

Marcos Guimerá Peraza nació en Santa Cruz el 5 de febrero de 1919. Cursó la primaria y el bachillerato en el colegio La Salle San Ildefonso. En octubre de 1934 ingresó en la Universidad de La Laguna para estudiar Derecho. Allí tuvo como maestro de Historia de España a Elías Serra Rafols.

Sus estudios quedaron aplazados por el inicio de la Guerra Civil, en la que participó como telegrafista en el frente del Ebro. Retomó la carrera en 1939 y obtuvo la licenciatura en mayo de 1941. Poco después opositó a notarías ganando las plazas de Guímar, primero, y luego, en junio del 47, la de Las Palmas de Gran Canaria.

Desde marzo de 1955 hasta su jubilación, en 1989, desempeñó la profesión de notario en su ciudad natal, en concreto en su despacho de la calle Teobaldo Power.

Marcos Guimerá Peraza ha sido también un erudito de las letras con un gran número de publicaciones en periódicos y revistas, así como libros jurídicos e históricos. Es miembro del Museo Canario, la Real Sociedad Económica de Amigos del País y del Instituto de Estudios Canarios, además de miembro de la Real Academia de la Historia de Santa Cruz. En sus cuarenta años de investigación destacó en el análisis de personajes políticos del siglo XIX. Entre sus muchos premios, cabe destacar la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, la Medalla de Oro de Tenerife y el "Gánigo" de honor" del Hogar Canario de Madrid. La distinción más reciente ha sido la medalla de oro de la Cámara de Comercio. Tuvo 13 hijos con su mujer, Carmen Rosa, conocida por Tota, fallecida hace dos años, y 20 nietos. En la descendencia rompió con el pleito insular, sobre el que tanto ha escrito, pues tuvo seis vástagos en Santa Cruz de Tenerife, seis en Las Palmas y uno en La Laguna. Algunos siguieron sus pasos, ya que Agustín Guimerá Ravina es un prestigioso historiador y Javier, notario.

Gran aficionado al bel canto, acudía a las representaciones en Madrid y Las Palmas, y es socio de los Amigos de la Ópera.

Especialista en la figura de José Murphy, artífice de la declaración de Santa Cruz como villa exenta en 1803, de la que ahora se cumple el bicentenario, hace treinta años le dedicó un monográfico, cuya reedición presentó el pasado lunes.