Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Alfonso Serrano abandona la secretaría técnica del CD Tenerife leer

El Suculum, una "isla interior" en la puerta de Anaga

A la sombra del vecino barrio marinero de San Andrés, este núcleo nacido en la ladera ha quedado "estrangulado" entre la orografía y el largo contencioso del Valle de Las Huertas.
J.D.M.
11/ene/15 2:17 AM
Edición impresa

S an José del Suculum -con m- es un barrio de Anaga con identidad propia. Eso supone un orgullo para sus habitantes, pero también se identifican con la rebeldía ante el aislamiento secular. "Estamos estrangulados, sin prácticamente accesos en condiciones y carentes de las mínima accesibilidad en el interior". Lo afirma José Ángel Rojas, presidente de la AV Los Pedacillos.

Rojas recordó los orígenes: "El primer vecino fue José Belén, que se instaló en 1956, y casi al mismo tiempo edificó Manolo Baute. Ambos eran de San Andrés". La gran explosión demográfica llegaría en los años sesenta y setenta con el avance de la autoconstrucción a partir de la llegada de población desde Punta de Anaga, La Cumbrilla, Chamorga, Las Casillas, Lomo de las Bodegas, Taganana o Casas de la Cumbre.

Las viviendas "costaron sangre, sudor y lágrimas". Rojas rememora "la manifestación, en plena dictadura franquista, durante la visita de Fraga para inaugurar Las Teresitas. La Junta de Compensación quería tirar esta barriada como decían y Fraga las calificó de chabolas. La concentración fue de mujeres y niños porque los hombres no podían manifestarse al ser los cabezas de familia".

Las grandes carencias, como en todo Anaga, aparecen en infraestructuras y servicios. "Solo hay un acceso, dice Rojas, el de la parte baja, inseguro e insuficiente. Entrar y salir del barrio es complicado". Dentro, explica, "hay muchas escaleras y cada vez más personas mayores y enfermas. O no salen de casa o se han ido".

Respecto a la entrada de la parte alta, "después de un largo contencioso sobre la propiedad de una parcela clave, que al parecer es de la Junta de Compensación, perdimos la oportunidad de recibir un millón de euros del Plan E para la obra. Ahora no hay dinero". Los aparcamientos, valoró, "son los mismos de los 80 con más vecinos. Hay mucho paro y se carece de una línea clara de actividad económica".

Pese a la falta de instalaciones, El Suculum es un barrio muy futbolero. Precisamente, "el equipo aficionado cumple este año 25 de existencia y se le hará un tributo en las fiestas. También hay un club de ciclismo de descenso y el 29 marzo organizaremos la tercera competición por estas calles".

Rojas bromea al señalar que "el concejal de Urbanismo ha logrado unir a toda Anaga con la ITE; es como si hubiera despertado a Beneharo. Nos piden todo, pero no nos dan nada".

Otro problemas son "las unidades de actuación que define el Plan General. Un vecino paga sus impuestos, pero el ayuntamiento se lava las manos y le dice que los accesos a su casa se los haga el propietario del solar lindante que no ha edificado". Rojas reflexiona: "El proyecto para Las Teresitas y la fallida urbanización del Valle de Las Huertas son la eterna excusa para que aquí no se haga nada. Estamos hasta los h... porque llevamos 50 años esperando. ¿Tendremos que esperar otros 50?".

Desde Los Pedacillos insisten: "Casi todo lo hemos hecho los vecinos. El primer alcantarillado, antes de que se volviera a acometer hace pocos años con el dinero del Plan E. O el local que acoge hoy en día la labor de Ansina o los cursos de pintura que imparte Ángel González de forma altruista".

Esa vieja tradición de unión y lucha vecinal es la base para la esperanza de conseguir pronto el gran objetivo: dejar de ser y sentirse una "isla interior" en Anaga.

Nombre y situación

San José de El Suculum es un barrio muy bien delimitado del distrito de Anaga con una extensión de 0,06 kilómetros cuadrados, a un kilómetro de San Andrés y a nueve del centro de la ciudad. Ocupa las laderas de los barrancos de Las Huertas y el Cerrillar por encima de Las Teresitas. Debe su nombre al apodo de Miguel Díaz, natural de Tegueste y vecino de San Andrés. Defensor de la zona y propulsor de las fiestas, acostumbraba a cantar el "sucu, sucu" en sus habituales tenderetes del entorno del bar Castillo cuando los circos se montaban a la vera de El Cercado.

Población

El censo de 2013 establecía 380 habitantes con un ligero descenso demográfico sobre el de 2000 (463) aunque el dato esconde la realidad del alquiler sin empadronamiento.

Reseña histórica

Surge como tal entre los años 60 y 70 del pasado siglo, ligado a la emigración de las zonas rurales del interior del macizo. Ha transformado su economía agrícola hacia el sector terciario con una infraestructura de bares y restaurantes. Cada vez más residentes trabajan en Santa Cruz.

Servicios

Educación y sanidad son atendidas en San Andrés. Sin instalaciones deportivas, la parcela prevista para campo de fútbol sigue vacía.

Fiestas

El 19 de marzo, día del patrón, se celebran las fiestas, en las que destaca la procesión.

Accesos

Por la línea de guaguas de Titsa 945 (Intercambiador-Igueste).

Tomás Armas

La AV Los Pedacillos repuntó con la llegada en 2003 a su presidencia de Ruymán Izquierdo, reemplazado hace cuatro años por José Ángel Rojas. En la sombra estuvo con ambos Tomás Armas (foto), fallecido a los 57 años, víctima de una enfermedad, el pasado 28 de diciembre. "Un referente y un luchador incansable. Ha sido una pérdida para el barrio y Anaga en el ámbito vecinal, social y deportivo", valora Rojas. Nacido en El Toscal y comercial de profesión llegó a El Suculum "para hacerse su casita". Exdirectivo del CD San Andrés y vinculado al grupo Paiba, impulsó los municipios en Anaga ante el "poco caso del ayuntamiento".

LA RADIOGRAFÍA