Santa Cruz de Tenerife

Patrimonio del Cabildo "frena" la mejora de la plaza de los Patos

Inaugurada en 1917, este espacio cumplirá su centenario con una reforma para la que hay proyecto y presupuesto pero queda resolver el "desencuentro" sobre los laureles de Indias.
José D. Méndez, S/C de Tenerife
20/nov/16 6:38 AM
Edición impresa
Patrimonio del Cabildo "frena" la mejora de la plaza de los Patos

José D. Méndez, S/C de Tenerife

"Plaza de ranas, oca, tortuga y... laureles". O sea la plaza de los Patos -con la única referencia de su "prima", aunque hay quien mantiene que los hubo- un espacio de Santa Cruz que tampoco se llama realmente así, sino 25 de Julio. El año próximo cumplirá el centenario desde que acabó la obra y se afrontará una necesaria rehabilitación. Hay proyecto y dinero presupuestado por el Ayuntamiento de Santa Cruz para 2017, algo más de 500.000 euros, pero Patrimonio Histórico del Cabildo ha frenado el inicio de la reforma por la protección de los laureles de Indias que rodean este cuadrilátero en el barrio de los Hoteles.

La intención desde el área de Infraestructura y Obras era retirar estos ejemplares, a lo que se ha opuesto el área insular al considerar que, incluso, podría suponer una alteración del BIC de Los Hoteles, cuyo plan especial está en proceso de redacción.

En el ámbito municipal consideran que los laureles no formaron parte del proyecto original y fueron añadidos luego. Además, sus enormes raíces levantan los mosaicos del piso de la fuente central y afectan a las tuberías . Mantenerlos supondría "tener que retomar la rehabilitación en unos años para reparar desperfectos".

La plaza de 25 de Julio, o de los Patos -por la fuente, aunque la presida una oca, tenga una tortuga dentro y la rodeen ocho ranas, cosas del acervo popular- tiene unos 1.300 metros cuadrados y fue construida entre 1913 y 1927 para recordar la Gesta de 1797.

Discrepancias

"Es un proyecto delicado, al necesitar las mismas teselas que la plaza de las Ranas del parque de María Luisa de Sevilla (de la que es una réplica) y por esta discrepancia con el Cabildo respecto a los laureles", dijo ayer el concejal de Infraestructura y Obras, José Alberto Díaz-Estébanez, quien añadió: "Entendemos que habría que trasladarlos y sustituirlos por otro tipo de vegetación debido a problemas de las raíces con las tuberías. Desde el punto de vista histórico no formaban parte del proyecto original. Lo haremos el año que viene sí o sí: sin los laureles en el caso de que se acepten nuestras alegaciones y con ellos si no es así ".