Santa Cruz de Tenerife

Queremos Movernos lamenta los 10 meses sin Mesa de Accesibilidad

El colectivo concluye en su balance de casi el ecuador del mandato que se necesita un concejal "que se haga ver y marque las directrices y medidas de transversalidad entre las áreas".
J.D.M., S/C de Tenerife
7/ene/17 6:29 AM
Edición impresa

Ana Mengíbar, presidenta, con el micrófono, en un acto de Queremos Movernos./J. ADÁN

"Necesitamos un concejal de accesibilidad que se haga ver. Alguien que gestione y trabaje la transversalidad con todas las áreas municipales. Sólo con directrices y esas medidas de transversalidad, Santa Cruz podrá despegar del letargo de los últimos dos años". Así se manifestaron ayer desde el Colectivo Queremos Movernos respecto a la labor del edil Carlos Correa. Incidieron en que "en el casi meridiano de legislatura y la casa sin barrer, tal vez deba plantearse su continuidad. Nosotros lo estamos haciendo. Valoramos si solicitar su cese o pedirle a él su dimisión".

El colectivo exige la convocatoria inminente de la Mesa de la Accesibilidad de Santa Cruz "después de diez meses". Explican que "a pesar del retraso en constituir un órgano al efecto se reunía mensualmente desde su creación hasta el inicio del nuevo mandato. En este se convocó una primera vez y manifestaron la decisión de celebrarlas trimestralmente, algo que no nos pareció correcto. La triste realidad, a día de hoy, es que no se ha convocado desde marzo 2016. No sabemos si sigue existiendo o si algún decreto de Alcaldía la ha fulminado".

En cuanto al Plan Municipal de Accesibilidad, "tarea heredada de la anterior legislatura, Sinpromi concluyó un magnífico trabajo y se presentó al inicio de la presente. Pero, por desgracia, las obras que se realizan no respetan lo convenido con los técnicos de la ONCE, por lo que no facilitan la movilidad y la autonomía a las personas ciegas o deficientes visuales. Siguen dejando escalones laterales y añaden pegotes de asfalto para corregir desviaciones de cota".

"Si queremos tener una Ciudad Accesible de verdad, añaden, debemos empeñarnos en ejecutar el Plan de Accesibilidad con criterios de calidad. Sin parchear ni cometer irregularidades en la ejecución de las obras".

En otro orden, Queremos Movernos critica que "olvidan que el contacto con la discapacidad debe ser directo. La visión del destinatario de la accesibilidad, solo la puede dar la discapacidad. Hacer las tareas con criterios unilaterales lleva al despilfarro, ya que todos esos rincones mal adaptados deben luego volver a someterse a los correspondientes e imprescindibles trabajos de rectificación".

En su balance, el colectivo apunta: "No podemos permitir que transcurran los años y no se observen resultados. Han pasado casi dos de este mandato y los barrios y el centro siguen igual, por no decir peor".

Y a manera de conclusión: "Tampoco podemos permitirnos el lujo de tener unos responsables que no gestionen correctamente la accesibilidad y no exijan la formación necesaria a quienes se encargan de realizar las obras de accesibilidad. De haberlo hecho con las cuadrillas contratadas, no se habrían producido los numerosos errores detectados".

Compromiso del alcalde

Desde Queremos Movernos añadieron una petición: "Creemos también que es necesario que le dejen una parte importante del compromiso a nuestro alcalde. Si él quisiera de verdad, los que forman parte de su equipo estarían trabajando la accesibilidad. Por tanto, Queremos Movernos pide que aumente la sensatez en el seno de la concejalía. Que no crean que lo saben todo y aprendan a preguntar. O que recuerden que existe Sinpromi que los puede asesorar y que las personas con discapacidad están esperando por sus gestiones". Concluyeron así: "Olvidarse de los propios es malo. Más que olvidarse de los extraños".