Santa Cruz de Tenerife

Nueve autobares darán servicio a media playa de Las Teresitas

El ayuntamiento autorizará a los quiosqueros que instalen este tipo de establecimientos provisionales en la línea de aparcamientos más alejada de la orilla y por un tiempo limitado.
O. G., S/C de Tenerife
7/abr/17 6:17 AM
Edición impresa
La autorización aafecta al tramo que va desde la entrada a la playa hasta el acceso 5./El Día

O. G., S/C de Tenerife

Se entiende que es una solución de urgencia ante las dudas que ha generado tanto el retraso en el proceso para adjudicar, e instalar más tarde, los nuevos quioscos, como por la falta de servicios durante la temporada estival. El Ayuntamiento de Santa Cruz autorizará a los quiosqueros de Las Teresitas colocar nueve autobares para dar servicio a la playa mientras se resuelve el concurso de los nuevos chiringuitos.

El consistorio responde así a la propuesta que habían formulado los propietarios, a través de su representante legal, una vez que empezaron a ser precintados sus locales de la playa, al carecer de la licencia correspondiente.

Eso sí, el permiso municipal se concederá con limitaciones tanto de espacio como de tiempo. Según fuentes consultadas ayer, los nueve establecimientos móviles se ubicarán en la zona de aparcamientos más alejada de la orilla, desde la entrada hasta el conocido como Acceso 5, a la altura en la que desarrollaba su actividad el quiosco Lucas. Es decir, que estarán en la primera parte de la playa, por lo que el resto de la instalación, casi un kilómetro, carecerá de servicios, al menos cerca, para los usuarios.

La medida obecede, según las mismas fuentes, a que el ayuntamiento tiene absoluta certeza de que esta zona es de su competencia, mientras que en otras existen dudas al respecto.

Los autobares -o remolques- se colocarán de dos en dos, con una separación entre cada pareja, y su actividad será similar a la de cualquier recinto de este tipo.

Con respecto a la temporalidad, los dueños de los establecimientos que se instalen lo harán con una licencia provisional de dos meses, a elegir por ellos, y pasado ese tiempo deberán renovar la autorización.

Algunos dueños consultados ayer mostraron sus dudas con la medida, y lo argumentaron con dos ideas. Por un lado, consideran que al concentrar los autobares en una zona concreta se pueden generar problemas de tráfico, que ya se producen cuando hay una asistencia masiva de gente a la playa. Y, por otro, estiman que de esta forma una gran parte de Las Teresitas se queda sin servicio, pues quedan muy alejados para los usuarios.

Los quiosqueros pretendían que la autorización se concediera para colocar estos bares móviles junto a los quioscos precintados, en la primera línea de aparcamientos, cuestión rechazada por las dudas competenciales.

Con todo, los propietarios se preguntan en qué ha quedado la respuesta de la Dirección General de Costas del año pasado, que indicaba que el Ayuntamiento capitalino era el único competente para decidir sobre la ordenación del frente de playa, puesto que la concesión administrativa concedida en 1966 sobre la playa, por 99 años, seguía vigente.