Santa Cruz de Tenerife

Huelga de celo de la Policía Local por los "abusos" del ayuntamiento

Los agentes se harán visibles en todos los actos en los que estén el alcalde y la edil de Seguridad y no realizarán servicios individuales.
O.G., S/C de Tenerife
30/nov/17 6:08 AM
Edición impresa

La Policía Local de Santa Cruz estará en huelga de celo esta Navidad y el Carnaval./El Día

"La creación de una nueva unidad dentro de la Policía Local con un horario diferenciado del resto del Cuerpo, que sería como un Caballo de Troya para modificar los horarios de trabajo de los agentes ante la falta de personal, y la negativa de la Administración a reorganizar la Policía para destinar más personal a pie de calle ha sido la gota que ha colmado el vaso". Así justificaron ayer fuentes sindicales la aprobación de una batería de medidas "de presión" ante lo que consideran "abusos" del Ayuntamiento de Santa Cruz.

Las siete iniciativas, que obtuvieron el respaldo mayoritario de las fuerzas sindicales con mayor representación en el Cuerpo Local, Asipal-CSL, CCOO, CSIF y UGT, se llevarán a cabo durante las fiestas navideñas y los carnavales.

La primera de ellas consiste en "trabajar a Reglamento", es decir, sin interpretar ni valorar situaciones en las que sean demandados, "sino aplicando la legalidad de forma taxativa y rigurosa".

La segunda medida que aplicarán los agentes de la capital será restringir el uso de los vehículos policiales, tanto coches patrulla como motocicletas, cuando se dé alguna circunstancia que desaconseje su uso, cualquiera que sea, y que, en numerosas ocasiones, solventaba el policía con sus propios medios.

"A partir de ahora deberá ser un mecánico o técnico especializado el que solucione el problema. Si es necesario se prestará el servicio a pie, con la consiguiente imposibilidad de atender los requerimientos rápidamente", advirtieron los sindicatos.

"La presencia en actos públicos a los que asista el alcalde, José Manuel Bermúdez, y la concejal de Seguridad, Zaida González, será la tónica predominante, con el fin de hacer públicas nuestras reivindicaciones". Esta será la tercera medida que pondrán en marcha los policías locales.

Además, y como cuarta iniciativa, los agentes no realizarán servicios de forma individual, sino que lo harán "en binomio", es decir, de dos en dos, debido, sobre todo, al nivel 4 de alerta antiterrorista y por la propia seguridad de los policías.

"Esta situación se venía produciendo de forma sistemática, sobre todo por los motoristas, debido a la gran demanda de servicios de tráfico en la capital, por lo que el tiempo de respuesta a las demandas ciudadanas será mayor", subrayan las organizaciones sindicales.

La quinta medida que se pondrá en marcha tiene que ver con los servicios extraordinarios. A partir de ahora, los agentes no se presentarán voluntarios para la realización de estos servicios, diseñados para eventos concretos de gran afluencia de público", subrayaron los sindicatos.

A los citados acuerdos se suma la negativa a hacer uso del teléfono móvil propio para funciones laborales y el rechazo a repostar los vehículos.

Según las fuentes consultadas ayer, además de la constitución de la nueva unidad dentro de la Policía Local, la última reacción que ha generado las medidas citadas, los sindicatos justifican su postura por la "falta de voluntad negociadora" del consistorio para recuperar las retribuciones perdidas en 2009, el no reconocimiento de los índices correctores de los horarios en festivo y nocturnos -un asunto judicializado- y la diferenciación de los puestos de trabajo de los diferentes grupos dentro de la Policía.

Asipal-CSL, CCOO, CSIF y UGT "lamentaron" los perjuicios que dichas medidas puedan causar en los ciudadanos que circulen por las calles de la capital, pero aseguraron que ha sido "la única opción" que les ha quedado para hacer valer sus derechos ante los "continuos ataques" que la Administración local ha llevado a cabo contra la Policía Local durante los últimos tres años.